domingo, 19 de diciembre de 2010

PERICO "EL PALO BLANCO". ¡GRAN PERSONAJE EN LAS ORQUESTAS!

Tomemos esta reseña con buen sentido del humor. En el caso nuestro, de agrupaciones pequeñas que no pasábamos más allá del Trío, un guitarrista bastaba como fondo armonioso o sencillamente para el "vacileo" de rigor, es decir, aquellos intermedios de una guaracha en los que el artista luce sus habilidades de crear melodías sincopadas y hacer "mover el esqueleto". Una forma de ganar tiempo y hacer que las horas corran y corran sin cesar. Yo tuve en "Pitota" Monteodoro, un especialista.

La otra base es el percusionista. El baterista, el dueño del ritmo. El hombre que se adapta a todos los compases y le pone sabor a la música. Mi homenaje en el recuerdo a Manuelito Revilla, Don Raúl Sáenz, a Fernando Bolarte "el Dolton", a "Papi" Oscar Cornejo y otros malabaristas de las tarolas, timbales y demás accesorios de percusión. Mi trío tenía como base nuestro Acordeón, el de fuelle o el Transicord, casi un órgano electrónico. Una amplificación adecuada era suficiente para alegrar "el tono", sea cual fuera la celebración.

Hay un "paloblanco"
Toca ahora citar al "Palo Blanco". En otras palabras un "fono mímico musical". Un individuo que tiene como misión "agrandar" la orquesta. Aquí están, con el respeto debido a los buenos instrumentistas, las "claves", las "maracas", las "panderetas" y hasta el "coro". El secreto es saber llenar el escenario. Los bailarines y otros animadores del espectáculo, complementan esta sensación. Nada que ver con las verdaderas Orquestas, las que poseen instrumentos de cuerda, de viento y se rigen por el pentagrama.

Generalmente el "palo blanco" se empleaba en los tradicionales bailes de Año Nuevo. Lo incluíamos grupos base, como el nuestro y que, a pedido del contratista, debíamos llenar la vista de la concurrencia. No fue costumbre nuestra y nos sucedió en una amergencia en la que irresponsáblemente nos dejaron solos. Nos habían plantado los músicos contratados y tuvimos que recurrir a los "palo blancos", siempre dispuestos a gozar de una gran fiesta, por la propina y "el combo" (la cena).

La trompeta.
La base instrumental estaba garantizada por el Trío. Evoco y sonrío al recordar a "Perico", no tiene sentido saber sus apellidos. Un "palo blanco" profesional. Nos pidió una guitarra eléctrica o "bajo" y se convirtió en el dueño del escenario. Su instrumento era mudo, sin conexión a los amplificadores. El Transicord, mi acordeón electrónico, tenía imitaciones de guitarra y sus bajos, la mano izquierda, verdadero contrabajo. La misión de "Perico", la "fonomimia" del guitarrista salsero o el de rock.

Había que verlo en escena. Movimientos de Elvis Presley, su guitarra y contorsiones. Espectacular en "Al Compás del Reloj". Deslumbraba al público y se hacía apludir. En síntesis, ¡la estrella de la noche! Obtenía su pago con todo derecho. Era el que más disfrutaba del "menú" y los "tragos". De buena presencia y en criollo, "un verdadero sinverguenza". ¡Un "PALO BLANCO" profesional! Años que no veo a "Perico" y desde estas mis reseñas ligadas al Acordeón y la Música", mi admiración y respeto. Gracias.

sábado, 27 de noviembre de 2010

¡GRACIAS!... "IXURL.COM". "El Contador de entradas gratuito"

Nuestro primer blog "Locutores en el Perú", cumplió el 29 de Octubre de 2010, su primer año de estar en el espacio cibernético. Hemos venido reseñando a las figuras del micrófono radial, a los grandes locutores  que hicieron historia en nuestra Lima peruana. Gracias a mi sobrino Tito Serván Albarracín, que lo instaló, me veo apoyado con el "Contador Gratis" de IXURL.COM y la verdad, me ha brindado la oportunidad de saber de Uds. mis lectores. Nos acompaña desde Febrero de 2010. 

Tendríamos el segundo blog "Artistas en el Perú", debido a que en su origen, LOCUTORES Y ARTISTAS EN EL PERÚ, creó cierta confusión y fue necesario independizarlo un tiempo después. El Contador Gratuito señala por este motivo, un número menor de visitas. Hemos logrado reseñar a una gran cantidad de actores, cantantes, compositores, músicos y artistas diversos. Es el blog de igual preferencia de parte de los amigos que nos visitan y continuamos alimentándolo de nuevas reseñas.

Debo reconocer las bondades de esta herramienta, que me permite evaluar los ingresos que voy teniendo en cada uno de los blogs que escribo. Aprovecho en invitarlos a leer: "¡Qué notables fueron!", dedicado a los deportistas que hicieron noticia en el pasado y que inicié con la legendaria figura de "Lolo Fernández", el famoso "cañonero" de "Universitario de Deportes". Igualmente de "Daniel Carpio", "Alejandro Villanueva" y muchos interesantes personajes ectraídos del recuerdo..

El cuarto blog es "El Surquillano", nuestras vivencias personales desde la niñez, con anécdotas que hago aflorar como un examen de mi pasado. Cosa curiosa, porque "el Contador Grátis", viene indicandome una generosa atención por parte de la lectoría de Internet. No hay quinto malo. "Carlos Serván y sus Teclas" es un repaso de nuestra actividad de músico, evocando a mis acompañantes, clientes y allegados. Seguimos amenizando fiestas y brindando presentaciones particulares.

Hay un sexto Blog dedicado al distrito en el que resido hace más de 37 años. "Gracias Carabayllo" y reseño a mis vecinos y gente importante por sus acciones. Tenemos grandes amigos. Nuestra afición a escribir se extendió a comentar fotografías que, de alguna manera, nos inspiraban. Nació así "La Foto y su Leyenda". Y, finalmente, complaciendo a nuestros lectores, venimos publicando poemas universales extraídos de la obra recopiladora de José Godard: "Hablemos de Amor". ¡Son OCHO en total.

Un dato. Para ingresar con mayor facilidad a mis blogs, utilicen "Google". Con los "ENLACES", tienen una mejor forma de llegar a cada uno. La firma "IXURL.COM", ha tenido la gentileza de comunicarse con nosotros y hemos recibido ofrecimientos de seguir brindándonos su importante apoyo profesional. Nuestros blogs cuentan con su "contador gratuito" y a todos los que realizan este modo de comunicación, mi especial recomendación para que comprueben su lectoría. Gracias.

sábado, 16 de octubre de 2010

¡INOLVIDABLE FIESTA DE AÑO NUEVO 1973! ¡NUEVE HORAS EN GRAN MARATÓN!

En esta bendita profesión de la música, hemos vistas satisfechas todas nuestras aspiraciones. Cuando hay Fe y propósitos sanos, Dios acude en nuestra ayuda. Nos habíamos integrado al campo profesional y conformado una agrupación a la que habíamos denominado "Los Galenos". Con Manuel Revilla, mi primer baterista y Roberto Uceda. guitarrista acompañante y cantor, estábamos logrando un sitial preferencial en los bailes de la sociedad limeña pero, teniendo que atender sus profesiones particulares, optaron por renunciar. Manuel y Roberto, amigos de la infancia y el colegio, nunca dejaron de visitarme. 

Fui conociendo nuevos integrantes y experimentando la poca seriedad de cómo, excelentes músicos, no tenían la responsabilidad del cumplimiento de acuerdos y horarios. Gracias a Dios, hasta esos momentos, jamás nada había alterado esta otra faceta de mi vida. Conocí al joven Oscar Cornejo Purilla y a través de él, nuevos componentes en el marco de percusión y guitarra. Practicaban un repertorio más moderno y fue fácil comprendernos. Había llegado una tercera ocasión de amenizar una Fiesta de Año Nuevo. Se trataba del 31 de Diciembre de 1973 en el Country Club "La Planicie", en los dominios de la Rinconada del Lago.

Eran clientes que gustaban de mi repertorio y decidieron contratarme para esa magna fecha. Con la debida anticipación cumplieron con el adelanto de ley e hice lo mismo con los integrantes de mi agrupación. Sólo había que esperar la fecha y salir airosos como siempre. Llegó el 30 de Diciembre, un día antes y fui en busca de ellos para ponernos de acuerdo. No estaban en sus casas. Sólo me dijeron que habían viajado a provincias a otro baile de Año Nuevo. Lo que se dice, una estafa y toda la mala intención e irresponsabilidad hacia uno. Acudí a mi baterista Oscar Cornejo "Papi" y me habló de "Los Ratones" que no tenían contrato.

Era ya la medianoche y habría que esperar la respuesta de uno de sus integrantes. Les había ofrecido, a fin de salvar mi responsabilidad, todas mis ganancias. Completamente aturdido por este revés, retorné a casa. Se me ocurrió llamar a "Los Galenos" y Manuel tenía un compromiso familiar pero Roberto me tranquilizó y prometió darle solución al problema. Un buen amigo del Callao, cliente de Uceda, alquilaba amplificadores, guitarras y la cosa se compuso. "Papi" y su batería garantizaban el ritmo y contribuía con los "palos blancos", unos aficionados encargados de llenar el escenario, haciendo coro, tocando panderetas, bailando, etc. 

Todos uniformados con sus guayaberas rojas empezamos a las 11 de la noche del 31. Nuestro acordeón electrónico sonaba espectacular y todo era cuestión de despedir al Año Viejo, con los temas bailables pegaditos que eran nuestro fuerte. Algo similar al "Toque de Rulli Rendo". Las cuatro horas del contrato quedaron chicas y llegamos a las nueve de amanecida y desayuno. Buen pago y grata remuneración a mis músicos, completaron la gran noche. Fue como una compensación divina al sufrimiento que me causaron los irresponsables músicos que jamás volví a ver. No necesité denunciarlos porque no valían la pena.

Después de ese único incidente ingrato de mi vida artístico-musical, continué muchos años en esta profesión de la alegría y el baile. Hemos atendido a embajadas de diferentes países, especialmente la de Italia en épocas de su embajadora Beatrice Di Roberto. Adquirí mi casa propia y pude educar a mis hijos de la mejor manera posible. Son buenos profesionales y ligados a la música por genética. Esta ha sido una reseña de un hecho ingrato que, gracias al amparo protector de Dios, se volvió inolvidable y nos dejó una experiencia muy gratificante. Volveremos con otros recuerdos y anécdotas de nuestra vida. Gracias.

viernes, 20 de agosto de 2010

CARLOS SERVÁN "EL HOMBRE DEL ACORDEÓN" Parte 2

En Victoria TV. Canal 2.
Ingresamos con pié derecho al mundo de los "chivos". No conozco su significado pero, era la manera como se conocía a las fiestas, en nuestro ambiente de musicos. Manuel Revilla, mi primer baterista, con nobleza que reconozco muy digna, optó por retirarse al no sentirse apto para el campo profesional. Lo lamenté mucho y así, cuando cumplía mi turno de locutor en Canal 4, gracias al colega Antonio Esparza, que me recomendó a un joven con ganas de integrarse a mi conjunto.

Oscar Cornejo Purilla, muchacho de los Barrios Altos, se haría, luego de las pruebas respectivas, dueño del puesto. Me secundó con su ritmo y son, en la mayor parte de mi carrera musical. En otro blog de Internet y comentando el programa de televisión "Cincomanía", se hace alusión al "Hombre del Acordeón" y su baterista "Papi", en una presentación que hicéramos a modo de promocionarnos. Nuestra relación de amistad continúa inquebrantable y ahora, ya es abuelo.

Debo agradecer el aporte de otros bateristas que tocaron para mi. Alfonso Juárez, muchacho de Pueblo Libre, muy serio y disciplinado. A Raúl Sáenz, veterano percusionista que participaba en "Trampolín a la Fama" y un gran amigo al que tengo prendido en mis recuerdos. Jorge "Coqui" Neciosup, chiquillo de mata musical generacional y muy bueno. "Carita" Estrada", connotado baterista peruano. José Aponte, radicado en Estados Unidos y, el "Dolton" Fernando Bolarte, que le dio lustre al conjunto.

En la guitarra, tendré que recordar siempre a Roberto Uceda, amigo al que admiraba con "Los Guajiros", notable trío romántico de los años 50 y que se iniciara con "Los Penecas", época infantil. A Carlos Monteodoro "Pitota", dueño de un tremendo swing tropical y vecino mío en la Unidad Vecinal Nro. 3. Al entusiasta Manuel La Rosa, hoy dedicado al canto y, a todos los buenos guitarristas ocasionales, a los que tuve que recurrir cuando eran abundantes "los chivos".

Un elemento fundamental en la agrupación fue "Lucho" Vivar. Cantor especialista en "todo". La cumbia, la salsa, el vals, la polca y la marinera. Sin dudas, el Animador de la fiesta. Le entraba hasta el rock y su fuerte era "La Plaga". Debo reconocer que los boleros estaban a cargo de Roberto Uceda. Finalmente, un recuerdo para nuestra movilidad: Juanito Barja y su "auto fantástico"; Don Juán Malpica y su Couster y Don Enrique Robles, que muriera baleado por el terrorismo. Todos, mis vecinos.

Una mención especial al Ing. Rubén Copara, amigo que se prestaba con su camioneta particular, a salvar los imprevistos y a Renzo Rubín, hoy todo un profesional "Speedy". "EL HOMBRE DEL ACORDEÓN", fue mi pasado. Hoy somos, "CARLOS SERVÁN Y SUS TECLAS". Me transporta otro vecino: Don Carlos Durand. Ellos y mis músicos, están en mi corazón e, igualmente, mis dilectos clientes a los que saludo y agradezco haberme concedido el honor de animar sus reuniones. ¡VIVA LA MÚSICA!.

CARLOS "PITOTA" MONTEODORO. ¡GRAN GUITARRISTA Y TECLADOS!.

Por los años 70 del otro siglo, ingresábamos al mundo profesional de la música. Ya habíamos adquirido nuestro Acordeón Transicord y su amplificador clàsico "Farfisa". Dejàbamos el fuelle y se iniciaba el nuevo conjunto "Los Galenos" con sus integrantes primarios Manuel Revilla como baterista y Roberto Uceda en la guitarra acompañante. Todos procedíamos y mantenìamos nuestras actividades de Locutor, mi caso; Revilla era técnico electrónico en "Faucet" y Roberto, Contador Colegiado y con propio estudio.

Con el avance del tiempo y aparecidas mayores actuaciones, tuvimos que recurrir a mùsicos dedicados a servicio completo y asi llegó Oscar Cornejo "Papi", un baterista joven y de mucho talento. El nos conectaría con Carlos Monteodoro, el popular ·"Pitota" y nada menos que vecino nuestro en la Unidad Vecinal Nro. 3. En ese barrio rayaban como "Los Hnos. Monteodoro y Orquesta". Resultó un buen jale y con su "Farfisa", había una coincidencia en nuestras amplificaciones. Imponía un swing personal muy tropical.

Hubo el elemental ensayo y debo reconocer que le dio un nuevo matiz a nuestra agrupación. Sus armónicos acordes, caían de perilla a los temas de moda y nos presentábamos nétamente instrumentales hasta que en gran forma apareció Lucho Vivar, el crooner, el dueño del escenario y su variado repertorio. Que bien se oía la "Acuarela Criolla" y otros valses pegaditos con los que nos convertíamos en jarana. Luego las polcas y su alegría contagiante a la orden de "Vayan saliendo las parejas a bailar", "Què bonitos Ojos" y mucho más.

La guitarra de Monteodoro atacaba al compás del criollismo y sus introducciones e intermedios se hacían aplaudir. El momento del vacilòn, es decir, el intermedio al tema principal de una alegre guaracha o cumbia, estaba bajo la responsabilidad de "Pitota". ¡Cuàntas fiestas de Año Nuevo compartimos y celebramos lejos de nuestros hogares!. La mùsica nos unía y hacía grande la amistad entre nosotros. Esas "caffarenas rojas" que lucían los muchachos, sentaban a Carlitos Monteodoro como guante a los dedos. Conservo sólo una.

Debo confesar con agrado de la responsabilidad de este gran músico peruano. Estamos desconetados por el momento y los años. Creo que continúa viviendo en la Unidad Vecinal Nro. 3 y ahora es Tecladista. No puedo opinar al respecto porque, en verdad, no he tenido el gusto de gozarlo en el örgano electrónico. Cosa curiosa. Antes tocábamos el acordeón y èl la guitarra. Ahora, ambos somos tecladistas. Los Monteodoro, son familia del compositor del Vals criollo "Madrecita" ("Felices los que tienen madre, tristes los...".).

Para concluir esta reseña y en mis evocaciones de una etapa múltiple de fiestas animadas por nosotros, sea esta ocasión para demostrar mi agradecimiento a Carlos "Pitota" Monteodoro, por haberme regalado su arte en la guitarra y su amistad. Jamás existió una divergencia  y la música nos hermanó para siempre. Silenciósamente evoco su "swing", cierro los ojos y me traslado con la imaginación al rinconcito que se nos asiganaba como escenario en tantas instituciones y hogares visitados. Gracias.

lunes, 12 de julio de 2010

FERNANDO BOLARTE "EL DOLTON". ¡OTRO GRAN BATERISTA DE LUJO!.


Fernando Bolarte y José Carlos Serván.
Nos da gusto saber que "Los Dolton", aquella agrupación triunfadora de los años de "La Nueva Ola", siga en actividad y cada vez que su nombre figura en algún programa de la televisión, sentimos verdadero orgullo de haber tenido en nuestras actuaciones a Fernando Bolarte, su notable baterista. Recuerdo, nostálgicamente, un suceso de los años 60, cuando no se nos ocurría tomar en serio la música. "Los Dolton" en SONO RADIO, presentaban su primer L.P. en conferencia y agasajo en uno de los salones del renombrado Hotel Crillón.

Ocupábamos una de las mesas David Odría, Pedro Roncallo, mi hermano Angel y otros colegas. David, el gran animador radial, nos sugería estar lejos del escenario por la potencia del sonido. Nada más falso. Todo resultó una agradable secuencia de sus canciones que luego se harían famosas para siempre. Destacaba con su batería reluciente, Fernando Bolarte, aquel jovencito que deslumbraba a la concurrencia con sus "sólos" y acompañaba a "Los Dolton", dándole un toque original con su buen estilo de percusionista.

Ya en la década de los 70, habíamos ingresado impetuosos a la animación de Fiestas Celebratorias. Oscar Cornejo "Papi", nuestro baterista estable, no podía asistir a uno de estos trabajos y me dijo que iba a enviar un reemplazo de garantía. Sabía de la seriedad de nuestros compromisos y, en efecto, para sorpresa nuestra, llegó Fernando Bolarte, el mismísimo "Dolton", que le puso todo su empeño y arte a su actuación. ¡Cómo se lució en el famoso "Buen Humor", aquel tema académico norteamericano, exprofeso para baterista!

Empezaría allí nuestra amistad y conocería de sus atributos personales. "Los Dolton", habían dejado los escenarios ante la ausencia de Ishikawa, su vocalista principal. Hubo una ocasión que, por esas cosas del destino, fuí convocado a reemplazar a Roberto Spaziano, colega acordeonista ahora en los Estados Unidos y que contaba en sus filas con los Hnos. Bolarte, los mismísimos "Dolton". Nos adecuamos y fue otra noche de grata recordación en el maravilloso mundo de la música. El "swing" de Fernando, es único.

Cómo olvidarlo si venía casi siempre con un apetito voraz. Cada reunión, siempre hemos contado con una generosa atención por parte de nuestros clientes. Muy buenas mesas y ricos potajes. Fernando, solía llevar un "secretario" que no sólo lo ayudaba a instalar su equipo sino también, llegar a las deslumbrantes mesas y proveerlo de lo mejor del menú. El "dolton", se ganaba los aplausos porque era todo un espectáculo. Dueño del escenario, era complemento de garantía para los éxitos de "El Hombre del Acordeón". Lo reconozco.

Antes del 2000, tuvimos un encuentro con Fernando en Radio Nacional. Se presentaba con "Los Dolton" y mi hermano César, es testigo de aquel abrazo fraterno que nos extendimos ambos. Muchos años sin vernos, era motivación suficiente. Debe continuar en su fábrica de cepillos, escobillas y todo tipo de implementos de limpieza, negocio que no le impide estar siempre en el arte. FERNANDO BOLARTE "EL DOLTON", es nuestro inolvidable colega y amigo. Seguimos unidos por el recuerdo, la música y la amistad. Gracias.

MI ESPOSA ANTONIETA BERNALES CANTÓ COMO "GABY ROSSI".

En "Victoria TV Canal 2"
La década de 1950 en Lima, se distinguió por la aparición de grandes nuevas figuras de la canción. Recordemos a Eddy Martínez, un bolerista de gran registro y que sigue vigente; Judith Acuña, "Wara Wara", soprano que impactó por su extraordinaria tesitura y que le permitía emular a Ima Sumac; Luis Baltazar, un melódico de mucha simpatía y que triunfaba, igualmente, como dibujante caricaturesco de aquel personaje extrañado, "Chabuca" en "ULTIMA HORA".

Hoy, nos ocupa de esa brillante promoción, "Gaby Rossi" (Antonieta Bernales Quiroz), coincidentemente egresada de esa cantera artística llamada "Radio Club Infantíl" de Maruja Venegas. Su repertorio era el lírico. Canciones como "Quiéreme Mucho","Tipitipitín" o la italiana "Luna Rossa", le permitían robarse el aplauso del auditorio. Muy fina, limeña y de exquisita voz, se hizo sentir por emisoras como Victoria, Mundial y la Crónica. Tuvo en Reynaldo Cruz, gran pianista y arreglista peruano, su mejor apoyo.

Su profesora de canto, la soprano Leonor Arenas, descubrió sus cualidades en un Centro Escolar de la Unidad Vecinal Nro. 3. La indujo al estudio y se encargó de recomendarla al Conservatorio Nacional de Música. Nos contaba Eduardo Rocha, gran músico fallecido, que el profesorado se disputaba el derecho a educarla porque había descubierto sus generosas condiciones para el canto lírico. Fue Augusto Rojas Llerena, quien la bautizó como "La Bambina" en Radio Victoria. (1956).

De la Radio hizo un periplo por la televisión y tuvo el privilegio de cantar en Victoria Televisión Canal 2, cuando nos visitaban estrellas como Sergio Murillo, Bill Halley y Luisito Aguilé, entre otros. Fue presentada nada menos que por Luis Angel "Rulito" Pinasco y Sergio Vergara, el animador de "Fonoplán". Visitaría Canal 9 de Radio El Sol y, en muchas de sus presentaciones fue acompañada por el maestro Nino Sorrentino, especialmente, cuando interpretaba el repertorio italiano.

Tiene recuerdos inolvidables de su actuación en el Teatro Municipal, una primera cuando niña e integraba el elenco de Radio Club Infantil y con la presencia de Manuel Andrés Odría, Presidente del Perú y su esposa Doña María Delgado de Odría, que la felicitó personalmente. La otra actuación sucedió representando uno de los personajes de "Madame Buterfly", la Opera de Puccini con la estrella de esa época Maruja Pons, hoy olvidada y recluída en el Asilo de Canevaro. ¡Fue grande Maruja Pons!.

Antonieta Bernales Quiroz, vive entregada a sus nietos, los mellizos Alejandra y Joaquín, producto de nuestro hijo Juan Carlos y su esposa Mechita Castro. Llevamos 52 años de casados, en feliz comunión con Juanita, Zoila Gabriela y su esposo Raúl, siempre respirando los generosos aires de Santa Isabel, en Carabayllo. Me enamoré de ella siendo Gaby Rossy,."La Bambina". Todavía canta, ¡por supuesto!: canciones de cuna para nuestros nietos. Es una amorosa abuelita y juntos, los estamos viendo crecer. Gracias.

DON ANTONIO "NINO" SORRENTINO RUPERTI. ¡MI MAESTRO DEL ACORDEÓN!.

Nino Sorrentino
Ha pasado ya más de medio siglo cuando, una noche de Febrero, me presenté a la Academia de Acordeón "Nino Sorrentino" en Miraflores. Una de sus alumnas de canto, Gaby Rossi, me convenció para que estudiara el instrumento de mis sueños. Yo era locutor de Radio Victoria y élla, había debutado como cancionista de Música Italiana. Mi edad, no era obstáculo porque, "Querer es Poder".Un principio que me ha acompañado toda la vida y que lo llevo latente en todos mis actos. Asi es como escribo estas notas.

Fué un recibimiento grato y debimos esperar se desocupara de sus clases. Un jovencito, su hijo llamado Benito, lo reemplazó y Don Nino, nos recibió con el calor y la alegría contagiante de su sangre. Aquí empezó mi otra personalidad y realicé lo que siempre anhelé: ser músico. Por algo Humberto Martínez Morosini me bautizó como "El Hombre del Acordeón" en CINCOMANÍA por Panamericana T.V. allá por 1980. Con mi baterista "Papi" Cornejo, nos presentamos en vivo y en directo, con recordado gran éxito.

Que gusto me da evocar a Don Antonio "Nino" Sorrentino Ruperti, nacido un 4 de Marzo del año 1900 en la ciudad de Crotone, en la Calabria de Italia. Con orgullo, contaba que estudió música y piano en el Conservatorio San Pietro A Mayella de Nápoles. A los 8 años, era un juego alternar entre corcheas y notas. Rápidamente, conoció los secretos de la música, pero, tuvo que superar los estragos de la Segunda Guerra Mundial. Una historia triste que felizmente superó con Benito, su hijo, radicados en el Perú.

Nino Sorrentino y en la batería Benito.
Nino Sorrentino, cumplió con el servicio militar obligatorio en Africa Oriental y fue condecorado con la Estrella de Oro por el Príncipe de Savoya. Mis clases de acordeón, se matizaban casi siempre con sus recuerdos. Me decía que tuvo un aserradero donde se fabricaban las culatas de los rifles para Mussolini, "Il Duce". De allí, de esa admiración, el porqué bautizó a su hijo con el nombre de Benito. En su casa de 28 de Julio en Miraflores, se respiraba la música por todos lados. Nosotros estábamos encantados.

Quiero agradecer al maestro Sorrentino, toda su dedicación a mi enseñanza. Me motivó, como lo hacía con todos sus alumnos, a estudiar y practicar con amor. Me cambió la vida, porque años más tarde, sería esta profesión mi otro sostén económico y, a la larga, la seguridad de mi familia. A él, le debo haberme casado con Gaby y, por otro lado, seguir unido a su recuerdo por la eterna amistad con su hijo. Benito siempre es colaborador con estas reseñas desde Venezuela, en donde radica. Es como un hermano mío.

Reciba en el más allá, al lado de su Angelina Carlá, su amada esposa, las plegarias de quienes fuimos sus alumnos y del público miraflorino que apreció su talento y arte en la Radio, Teatros, Hoteles y cafés como "La Tiendecita Blanca", donde nos hacía vivir la música en dúos inolvidables con Benito. También, esas noches maravillosas en el "Sky Room del Hotel Crillón" y su quinteto de Oro. Fue nuestra nota del recuerdo a mi Maestro: ANTONIO "NINO" SORRENTINO RUPERTI. Gracias.

CARLOS SERVÁN "EL HOMBRE DEL ACORDEÓN". Parte lra.

Con mi Acordeón "Transicord"
Hice realidad una aspiración de mi infancia: ser músico. Terminados mis estudios secundarios, ya preveía lo que sería mi futuro. En el Colegio Nacional "Ricardo Palma", tuvimos la oportunidad de practicar la locución, al lado de Luis Orbegozo, alumno de mayor grado y que dirigía el Informativo a la hora del recreo. Lucho, llegó a ser locutor de Radio Miraflores y nosotros nos iniciaríamos en el 54 en Radio "Victoria". Debo al profesor Salustio Maldonado Robles, su orientación y apoyo.

Mi otra vocación, la música, quedó postergada. El profesor Oscar Velásquez, que nos fascinaba interpretando las polonesas de Chopin al piano, me exigía tener instrumento y lógicamente, por razones obvias, era imposible. Sin embargo, el profesor de canto Pietro Bruno, que me había probado para el coro, tuvo el acierto de obsequiarme un manual de ejercicios para los dedos y que consistía en indenpendizarlos a base de prácticas sin el instrumento. ¡Cuánto le debo a este maestro!.

Me había convertido en un maniático. No tenía las manos quietas y aprovechaba cualquier circunstancia para ejercitar mis dedos. Al ingresar a la radio, aproveché de pianistas como Raúl Huambachano, Reynaldo Cruz y otros, observándolos en acción y que me enseñaran algunas posiciones. Aprendí de "oido" y no pasó mucho tiempo para interpretar los valses y boleros de moda. Hasta que apareció "Gaby Rossi", que me presentó al maestro Nino Sorrentino y empecé a estudiar música.

Me dije: "QUERER ES PODER". Adquirí un acordeón y me enfrenté al pentagrama. No desaproveché el tiempo y devoraba los ejercicios con mi ansiedad y voluntad a plenitud. Tenía 22 años de edad y el reto era difícil. Mi profesor me alentaba y se asombraba de mis rápidos progresos. En Surquillo conocí al "Cholo Berrocal" y me uní a sus presentaciones con mi acordeón. No desaprovechaba nada y sin imaginármelo, enseñando a niños lo elemental, culminé esta misión.

Serían mis amigos de colegio, los Hnos. Manuel y Jorge Revilla Villafuerte, los que me invitaron a integrar su grupo musical. Ambos eran percusionistas y llegaron los contratos. El público nos aceptaba y bailaba con nuestro repertorio de moda. En 1970, Domingo Rullo me convenció a ser profesional. Me proporcionó un "Transicord" (acordeón electrónico) y el amplificador y así, siempre con mis amigos, formé "Los Galenos". Como guitarrista me acompañaría Roberto Uceda, ex-integrante de "Los Guajiros".

Aceptábamos todos los eventos sociales y llegamos a importantes instituciones como "El Circolo Sportivo Italiano", los "Country Clubs", el "Club Esmeralda", etc. Cuando fungía de locutor en "CINCOMANÍA" por Panamericana T.V., Humberto Martínez Morosini, mi gran amigo y colega me bautizó como "El Hombre del Acordeón". Hoy he dejado el fuelle por los "teclados". Sigo en la brega y me siento orgulloso de haber cumplido mis sueños, superando los años a base de esfuerzo y dedicación. (Continuará).

"MUSIENCUENTROS EN NACIONAL". SE LUCIÓ "CARLOS SERVÁN Y SUS TECLAS".

Música con los Teclados..
Juán José Ugaz, querido colega nos había invitado a su programa "Solamente Instrumental" en Radio Del Pacífico a una entrevista y a interpretar algunas melodías con nuestros Teclados. Concurrimos acompañados de Juán Felipe Montoya y entre los tres matizamos la audición con anécdotas y recuerdos musicales. Todos conversadores, la convertimos en un "chongo", expresión con la que nos calificó Pedro Ferreyra, el dueño y que al momento, aprovechando la ciscunstancia, clausuró el mismo y dejó sin espacio a Ugaz. Esto le causó una depresión y tomamos la determinación de ayudarlo. Todavía laborábamos en América Televisión y esta experiencia en aquella emisora evangélica nos picó e hizo nacer "Musiencuentros" pero, en Radio Nacional del Perú.

Rosa Miriam, Rullo, yo, José y Eleazar
Gracias a Henry Aragón, el gerente de turno, nos lanzamos al aire un 18 de Octubre de 1994 con la Procesión del "Señor de los Milagros". Los protagonistas del "chongo" nos convertiríamos durante tres años en favoritos de la Tercera Edad. La condición de la radio era conseguir nuestros auspicios, una misión imposible que nos hizo laborar sin ningún ingreso económico. Los colegas de Nacional, cosa increíble, nos exigían pagar por el espacio. No fueron gratos con nosotros. Desde las 4 de la tarde, empezábamos con 30 primeros minutos de "Carlos Serván y sus Teclas", valses, boleros, tangos y canciones del pasado que interpretábamos en nuestros "teclados" y ya grabados de acuerdo a los pedidos de los oyentes.

Celebración de un Aniversario.
Nos incentivaba mucho Zoila Esperanza Quiroz Perasso, mi inolvidable suegra que era la primera oyente en casa y que se deleitaba oyéndonos en "La Chica del 17". Desfilaron así el "Fado, Fadito, Fadeño", "Figurín de Cartón", "Balalayka", "Isla de Capri", "Ramona" y muchas más. Evocábamos las canciones cantadas por nuestros padres y que aprendimos de niños. Como recuerdo de "Musiencuentros", conservo las cintas magnotofónicas originales con más de Mil temas grabados. Son 50 cassettes a un promedio de 20 canciones en cada uno. Un trabajo y un esfuerzo que, en Radio Nacional, nadie reconoció.

J. Kanashiro y B. Dextre
El público se imaginaba que tocábamos en "vivo" y gracias a las compras de algunos oyentes "sobre pedido", no hubiéramos "olido" ni un sólo centavo. Montoya y Ugaz, colaboraban alternando en las conversaciones y luego de la audición, nos acostumbramos al lonchecito diario. Gasto que corría a nuestra cuenta y una manera de corresponderles por su compañía y grata actuación. Completábamos el programa con otros 30 minutos de éxitos con Juán Pulido, Arvisu, Mojica, Lily Pons, Schipa, Lanza, Carusso, Libertad, Gardel, Corsini, etc. Nos visitaban a cantar Rosa Miriam, Josecito D'Angello, Eleazar Valverde, el tenor Carlos Vásquez y muchas veces con su bandoneón y grupo, el querido y recordado Domingo Rullo.

Tangos con Eleazar Valverde
Los aniversarios que fueron 3, contamos con estos queridos artistas en ANSORFAP y que nos lo cedían sus directivos gracias a Bartolomé Dextre, gran amigo. Organizaba, la Asociación Amigos de "Musiencuentros" de Amador Llacsa Escobar. Era obligada la actuación de "Carlos Serván y sus Teclas". Todo al costo mínimo y lleno completo. Cómo olvidar a los Hnos. José, César y Augusto Carvajal Valderrama, a nuestras amigas Rosita Yuta de Castro, Luisa Popovich, Juanita Kanashiro, Inés Jiménez de Eguiluz, Lucha Asencio, Shoshi Kliger, Tula Herrera de Nugent; a Don Guillermo Lequerica, Carlos Lizardo Labra, Amador Llacsa y al General G.C. Luis Toledo, coleccionistas de nuestras grabaciones

A todos ellos, nuestros recuerdos y homenaje en esta reseña dedicada a "MUSIENCUENTROS", la audición que triunfó anonimamente en Radio Nacional del Perú. Luego de la celebración de nuestro Tercer Aniversario, un 31 de Octubre y luego de celebrar el Día de la Canción Criolla con una especial producción y sin ninguna valoración a nuestro trabajo, decidimos cortar ante evidentes muestras de hostigamiento. Nunca en nuestra experiencia radial, habíamos conseguido el respaldo de una sintonía total por parte del público mayor de edad. Sin exagerar, dos de  ellos fallecieron poco tiempo después por depresión. Aún mantenemos contacto con muchos de ellos y les envío mis saludos. Gracias.

jueves, 8 de julio de 2010

GREGORIO HUAROTO Y SUS RECUERDOS DE "CINCOMANÍA" EN "ARKIVPERÚ".

El Hombre del Acordeón
Este blog ha sido destinado a recordar nuestras actuaciones como "El Hombre del Acordeón". Nuestra mente se traslada a Panamericana Televisión y el programa "Cincomanía", un espacio de concurso que mi amigo Gregorio Huaroto recuerda en su blog "ARKIV". La verdad, hay tantos aspectos que ni nosotros mismos tomamos en cuenta y él, como un televidente asiduo al divertimiento sí. El animador era Humberto Martínez Morosini, compañero de tantas jornadas deportivas y al que debíamos secundar en la piblicidad. 

Ahora poco recibí sus comentarios en uno de mis blogs y me causó alegría saber que se encuentra en esta su tierra peruana. Radica por motivos de trabajo en los Estados Unidos y "Gregorio Huaroto" es un seudónimo que utiliza por razones de seguridad. Lo gracioso de todo esto es que, cuando él se refería a "Cincomanía" nos recordaba en nuestro papel del "Diccionario Parlante" y la manera en que "MM" nos cedía el micrófono anunciando al "Hombre del Acordeón". Leerlo fue para mi una agradable sorpresa y supe que era mi cliente.

En efecto, nos habló de sus tíos Graciela y César Morales, dignísimas personas que recurrían a nuestros servicios para amenizar sus celebraciones familiares. "Gregorio" recuerda a mi baterista "Papi", porque solía llegar con todo su equipaje en un "mini manors". Era todo un espectáculo. De tan pequeño automovil rojo, emergía un larguirucho muchachón y empezaba a extraer sus bombos, platillos y tarolas para ponerle ritmo a la reunión. El es Oscar Cornejo Purilla y han pasado tantos años que hoy ya es abuelo. Increíble realidad.

La verdad es que lamentamos nos dijera que Doña Graciela y Don César, ya no estaban con nosotros. Eran nuestros caseritos. Cómo voy a olvidar aquella fiesta de Chaclacayo en la que celebraban unas Bodas de Plata en aquel sitio soleado y respirando aires tan agradables. Hacíamos bailar y gozar a los concurrentes. Esta familia se mostraba siempre en alegría y como festejantes, daban la hora. Hasta hoy estoy saboreando esa "patasca", hecha con todos sus ingredientes y en un caldero a todo fuego. Las presas se nos derretían en los labios. ¡Riquísimo!.

Por este motivo, la llegada de "Gregorio Huaroto", el autor de ARKIV en Internet, es bienvenida. Nos ha solicitado fotografías nuestras, aquellas que todavía no puedo darlas a conocer en mis blogs, porque no tengo la destreza para publicarlas. Sólo algunas hemos dado a conocer, aprovechando la presencia de un jovencito que tuvo la gentileza de ayudarnos. Prometió volver para enseñarnos y todavía estamos esperando.
Les recomiendo visitar los blogs de Gregorio y encontrarán muy buenas historias de la radio y televisión.

A modo de información, les comunico que estamos preparando unas presentaciones a modo de Recital con nuestros Teclados. Seguimos con los ensayos y esperamos pase este frío cada vez más intenso. Habrá uno de Música Italiana. Otro de Española. Continuaremos con Tangos, Musica Romántica o Boleros que tanto gusta a nuestros congéneres. De todas maneras haremos Música del Perú y estaremos invitandolos pronto a estos eventos. Hoy hemos dado la bienvenida a "GREGORIO HUAROTO", el dueño de "ARKIVPERÚ". Gracias.

domingo, 27 de junio de 2010

"LUCHO VIVAR". ¡CANTANTE Y ANIMADOR!. LUIS ALBERTO VIVAR GALAGARZA.

Lucho Vivar
Galagarza
Hemos creado este blog para compartir nuestras experiencias en el mundo de la música. En toda agrupación instrumental, siempre existe el vocalista. Cuando se creó "Los Galenos" con Revilla y Uceda, no existía voz en el conjunto. Todo era en base a melodías e interpretando los más diversos ritmos. Esa fue nuestra primera característica y así tuvimos gran aceptación. Un acordeón electrónico, una guitarra y la batería con toda su gama de percusión. Y la gente bailaba a rabiar.

Cuando empiezo a utilizar a "Papi" Cornejo, más joven que nosotros y más vinculado a las agrupaciones de su entorno, nos trae un invitado sin mayores pretenciones. No tenía fama, de cara seria, formal y con cierta confianza en si mismo. La prueba fue en vivo y en directo. Debutó en el clásico parrandeo de temas famosos y nos sorprendió su adaptación instantánea. Todo era cuestión de seguirlo y sin quererlo, el trío instrumental se había convertido en cuarteto. Nacía Lucho Vivar.

Este personaje y al que no veo hace mucho tiempo, tan igual a "Papi", fue nuestro compañero en tantas jornadas de la noche. Con su naturalidad de cantor, entre aficionado y profesional, identificó al grupo y se convirtió en amigo. Nuestro carácter jamás impuso condiciones. La música es libertad y mientras no se ofenda al que nos oye, todo va bién. Buena voz, gran melodía y sobre todo ritmo para el baile. Repertorio suyo que hacíamos nuestro, en cada noche u ocasión de festejo.

Me enteraría más adelante que Lucho, es hermano de Fernando Vivar, un dibujante que traté e hicimos amistad en "Victoria Televisión". Admiraba su arte y en el corto tiempo que duró dicha empresa, cultivamos un mútuo acercamiento de simpatía y compañerismo. Con el tiempo conocí a su hermana Martha y a Aldo Vivar, el menor de ellos y que mantiene con nosotros una muy buena relación cibernética. Quiere decir que acrecentamos nuestra amistad con mucho optimismo.

Fiestas de matrimonio, cumpleaños y las clásicas de Año Nuevo, tuvieron en la voz y arte de Lucho Vivar, la garantía de contagiar a los concurrentes, toda la alegría que dichas ocasiones requerían. El repertorio de las cumbias de ayer y hoy, era su preferido. Los valses y polcas, también. De vez en cuando el bolero "Señora", nos hacía evocar a la Sonora Matancera, pero su fuerte era "Llegó la Banda", el contagiante vendabal de bailables que ponía en "fa" a todo el mundo. 

Los fines de fiesta se ponían al rojo vivo con "Sacachispas", la alegre marinera de Avilés y el "Pío Pío" y otros huaynos de moda que cantaba y bailaba al estilo del "chato Grados". Fue una experiencia de grata recordación la vivida con "LUCHO VIVAR", el cantante singular de Breña que triunfó al lado del "Hombre del Acordeón". Supo hacerse de un buen empleo y espero un reencuentro que nos permita exteriorizar la gratitud que le tenemos. ¡Siempre en mi corazón!. Gracias.

martes, 22 de junio de 2010

GAJES DEL OFICIO DE SER MÚSICO. ¡LOS ASALTOS!. UNA HISTORIA VERDADERA.

 Retornábamos de una noche negra en todo sentido. Confiados en "nuestra prodigiosa memoria", habíamos citado a nuestros músicos a un determinado lugar y, equivocádamente, no correspondía. Sería la siguiente semana. Mientras tanto, en el lugar que si correpondía y ya fuera de hora, el enojo era evidente y teníamos reproches por nuestra irresponsabilidad. No hubiera costado nada recurrir a la libreta de apuntres y haber constatado ambos compromisos. Nuestra confiadez, produjo resultados que jamás hubieramos imaginado. Resultado, tener que pagar a los colegas sus honorarios, sin haber percibido pago alguno.

Insistir en nuestras disculpas con nuestro cliente afectado y que, debido a nuestra reconocida seriedad por muchos años de servicio, se aceptaron semanas después. El retorno a casa se tornó deprimente y ni siquiera pudimos salvar la noche en una Peña Criolla que, siendo viernes, había sido suspendida. Estábamos de mal humor y en el transcurso del viaje lo comentaba con mi movilidad, quien fuera Don Enrique Robles, un gran profesional. Daba la medianoche e ingresábamos a la Urbanización Tungasuca en Carabayllo. Justo al girar una esquina, sorpresívamente advertimos la presencia de una dama apoyada en una motocicleta.

Al frenar Enrique, tres facinerosos asaltantes emergieron de la oscuridad y encañonándonos con pistolas, nos obligaron a bajar de la camioneta. Respiré profúndamente y me encomendé a todos los Santos, a mi Angel de la Guarda y al Divino Jesús. A Enrique, lo habían golpeado y tirado al pavimento de la pista. Para mi era difícil salir del vehículo porque portaba sobre mís rodillas un pesado amplificador. Los ojos del sujeto que me encañonaba, brillaban con la luz de nuestro carro. Abrí la puerta y sin amilanarme, no se cómo, le solté un puñado de frases que turbaron al pistolero y cambió de actitud de manera asombrosa.

Quizá mi voz, en medio de esa soledad y silencio, dejó atónito al miserable que, confundido, al verme con mi vestidura de artista y muy elegante, trató de mentirme diciendo que eran detectives en busca de asaltantes que les habían robado su automóvil. Aprovechando esa circunstancia y al divisar a una cuadra a un grupo de evangélicos que salían de su sesión, volví a la carga con un palabreo que ahora no recuerdo pero que, en síntesis, era mi agradecimiento por la presencia de tan "gratos policías". La mujer de la moto, advirtió al asaltante confuso y le hizo notar su falla. Traté de ignorarla y seguí con mi verborrea de locutor.

"Confiado en nosotros", nos pidió que lleváramos al supuesto "robado" hasta la Av. Tupac Amaru en Comas. ¡Acepté con mucho gusto!. Mientras nos seguían 2 en la moto, Enrique enrumbó hacia el puesto policial de Santa Isabel y se oían sus disparos al aire. El transportado pidió lo dejáramos y con gran suerte llegamos a dicho lugar y recibidos por 2 agentes. Reducido el facineroso, confesó su delito. Cerca a nuestro hogar, mi chofer prorrumpió en un llanto incontenible y me agradeció el habernos salvado de una manera verdaderamente milagrosa. Reconocía su culpa por viajar por sitios solitarios y oscuros.

Al lunes siguiente, las noticias daban cuenta de una banda de asaltantes capturada en el cono norte. Eran los mismos de este relato. Dos semanas después, coincidencia o no, en el mismo lugar de dicho atraco, Enrique era vuelto a asaltar y asesinado con ráfagas de metralleta y con su hijo menor herido de gravedad. Verlo en las portadas de los diarios me causó horror y enorme pena. Me preguntaría después ¿Qué pudo habernos salvado?. ¡Fue mi Angel de la Guarda otra vez?. Debo agradecerle a Dios su protección y que me permite hasta ahora, seguir con mis actuaciones en las noches de Lima. Esta ha sido una historia de la vida real. Gracias.

jueves, 17 de junio de 2010

LAS FIESTAS EN "EL CIRCOLO SPORTIVO ITALIANO". ¡INOLVIDABLES!

¡Muy buenas reuniones!
Permítanme rememorar trascendentales reuniones en este afamado club deportivo. Su famosos loca social, nos dio ocasión de apoyar con nuestro conjunto musical una recepción a los tripulantes de dos naves de la Marina Italiana que hicieron una breve estada en Lima. Esto sucedería por la década del 70 y congregó una gran cantidad de socios que estuvieron presentes para saludar a estos marinos. Hubo representaciones del arte andino y muy especialmente de un grupo afroperano.

La labor de Carlos Serván desde un principio, era ir amenizando musicalmente el ambiente. Tratándose de una confraternidad de viejos y jóvenes socios, nos dedicamos a interpretar lo fuerte nuestro, es decir, el repertorio nétamente italiano. Muchos años dedicados a realizar programas en la radio, tal el caso de "Ecos Musicales de Italia" en el cual presentábamos los sucesos discográficos de ayer y hoy. Siempre tuvimos una predilección por las canciones napolitanas y todo lo tradicional.

Recuerdo con gran nostalgia a Piero Solari, un infaltable concurrente a todas estas actividades y que, notada nuestra presencia, se convertía en nuestro cantante estrella. Todos recordarán que este notable cantante, era un versado cancionero. Empezamos con un desfile de marchas como: Funiculí, Funiculá, Marechiare, Dove sta Zaza y otras famosas tarantellas que fueron la delicia del público. Por supuesto no faltó el famoso Volare y Ciao Ciao Bambina; Luna Rossa, Picolissima Serenata y muchas más.

El Circolo Sportivo Italiano
Nos cupo un honor inmenso el acompañar a oficiales marinos que, dotados de talento artístico y gran voz, nos solicitaron este inmenso placer. Cómo olvidar esa sentimental canción "Regginella", un tema romántico  que cobró vida en la interpretación de un marino nostálgico y emocionado. Fue toda una belleza de canto.  Nuestro amigo Fontanella, directivo del Circolo, no dejaba de felicitarnos por la labor de un peruano que hizo disfrutar a sus socios, de lo mejor e inolvidable de su música.

Vendría la actuación de nuestra excelente embajada andina que sorprendió grátamente a los concurrentes. Todos vestidos típicamente con esos colores de tejidos tan vistosos. Las danzas y su agrupación musical, se confundieron en ecos de nuestras cordilleras, arrancando los aplausos de los concurrentes. Seguídamente, la costa se hizo presente y con una alegre comparsa de bailarines afroperuanos. Ya conocemos la calidad de estos artistas, que se metieron al público en los bolsillos entre vivas y aplausos.

Estas evocaciones nos llenan de orgullo. Tanto en el Circolo Sportivo Italiano, en la Embajada de ese gran país y en muchas residencias de queridos clientes amigos de Italia, demostramos nuestro arte y siempre presentando los valses, polcas y tradicionales temas del repertorio nacional. La música tropical, era parte de la alegría contagiante de CARLOS SERVÁN y han sido muchos los años de nuestra vida de acordeonista o tecladista, amenizando reuniones sociales. Linda esta evocación. Gracias.  

lunes, 7 de junio de 2010

"OSCAR CORNEJO PURILLA". ¡EL POPULAR "PAPI" Y SU BATERÏA INTERNACIONAL!.

Seguimos en esta rutina de recuerdos. Le toca a mi amigo Oscar Cornejo Purilla, el popular "papi" de los Barrios Altos y con quien sostuve la mayor parte de actuaciones como "El Hombre del Acordeón". Llegó bastante joven, recomendado por un colega conocedor de nuestra búsqueda de baterista y ese contacto primero fue en la cabina de locución de Canal 4. Nos encontrábamos de turno en horas de la noche y fue un agradable encuentro porque, sintomáticamente, fluyeron de ambos lados los magnetismos artísticos.

Siempre lo seguiré diciendo. Manuel Revilla Villafuerte, compañero de barrio y de estudios, me incentivó a formar una agrupación instrumental para amenizar fiestas. El fue mi primer baterista y los primeros contratos se debieron a sus gestiones en "Faucet", compañía en la que prestaba sus servicios de técnico. Debutamos en el Club de Aeronáutica y fue todo un éxito. Seguiríamos disfrutando con Roberto Uceda, de reuniones en las que, además de recibir aplausos, nos llevábamos muy buenos soles al bolsillo. ¡Linda época!.

El equipo de "Papi".
Lamentablemente Manuel se retiró y esta fue la oportunidad para Oscar Cornejo, un joven con ambiciones y de muy grande talento para el ritmo. Había adquirido una batería completa y profesional. La tarola, timbales, un napoleón y el clásico bombo y platillos. Un juego de percusión en vistoso color azul. Había que verlo en acción entre todos estos elementos. Se adaptó a nuestro "Transicord" y, con ese swing propio de los por el arte elegidos, debutó exitósamente tocando valses, polcas, tangos, boleros y guarachas a todo dar.

Poco a poco, fuimos adquiriendo elementos de amplificación y Oscar, siempre ávido de colaborar, invitó al conjunto a Lucho Vivar, otro muchachón alegre y de buen cantar que le dio el sabor tropical al conjunto. Ya éramos cuatro contando con la guitarra de Roberto Uceda. Matrimonios, bautizos, bodas de plata, de oro y de todos los metales. Los cumpleaños y en especial las fiestas de quince años, servían para que todos nos diéramos íntegros en cada reunión. "Papi", fue un elemento imprescindible como músico y amigo.

Doctor Oscar Cornejo Cobeña 
Voy a evocar a Juanito Barja, un vecino de Santa Isabel que con su automovil nos transportaba a cada cita. El mismo se apodó como "cuchillo loco", apelativo apache que aludía como defensa ante ataques posibles en nuestros recorridos nocturnos. Con él, recogíamos a "papi" en su domicilio de Av. Los Incas en los Barrios Altos y que nos permitió conocer a la Sra. Purilla, una agradable dama, madre de este artista dominador de las baquetas y cencerros. Hoy ya es abuelo, el recordado Oscar Cornejo del pequeño automovil y padre del médico que adorna esta reseña..

Está dedicado siempre a estos menesteres musicales. Provée instrumentos a diversos conjuntos y siempre integra agrupaciones en las que pueda demostrar su arte y talento. Ha prometido hace ya buenos meses, una visita al "Hombre del Acordeón" para, después de mucho tiempo, recordar estas aventuras de la música y de las que fuimos protagonistas. "OSCAR CORNEJO PURILLA", es el baterista internacional que nos brindó su talento y que está atrapado en nuestras evocaciones por su amistad y profesión. Gracias.

"ROBERTO UCEDA PORRAS". HIZO HISTORIA CON "LOS PENECAS" Y "LOS GUAJIROS".

Roberto Uceda, fue el primer guitarrista acompañante de "Los Galenos". Esta primera agrupación con la que iniciamos nuestra faceta de acordeonista. El, con Manuel Revilla en la batería, hizo que bailaran cientos de parejas en los diversos eventos que animamos. Amigo de toda la vida en el campo artístico al que recordaba como integrante de la agrupación infantil "Los Penecas", artistas que se presentaban en la radio y en los cines de barrio antes del 50. Cantaban boleros y lo hacían magistralmente como niños precoces.

En 1954, vuelvo a encontrarme con Roberto Uceda. Ya éramos locutores de Radio Victoria y él integraba el famoso "Trío Los Guajiros" con presentaciones en el salón teatro auditorio. Voces muy bien afiatadas y el repertorio clásico de los románticos de entonces. Muy parecido al estilo de "Los Tres Diamantes". Una muy buena  primera guitarra de gran digitación, la de Carlos Montero y las voces de Pedro Rodríguez y Roberto Uceda que complacían a sus admiradoras con sus boleros preferidos y cosechando aplausos.

El animador era nada menos que Carlos Alfonso Delgado con la voz comecial de Alberto Arenas. Allí nació nuestra amistad con este gran musico norteño. Tenemos de aquellos tiempos un disco de 78 rpm., que este conjunto grabara en 1955 y, caso anecdótico, 40 años después, en nuestro programa "Musiencuentros" y en el que lo entrevistábamos, se lo hicimos oir de sorpresa. Roberto, no pudo contener el llanto. Quedó mudo por, quien sabe, cuantos recuerdos surgieron en su mente de la mejor época de su vida artística.

Roberto Uceda Porras, está en nuestro corazón por sus dones de gente y entrega al arte. Son muchos los años que estuvimos en esta grata tarea de la música. Entonaba muy bien los temás románticos y era un ejemplo de solidaridad en este trabajo. Recuerdo su apoyo generoso en la víspera de una fiesta de Año Nuevo y en la que tuve que soportar un plantón de mala fe de un indeseable guitarrista llamado "Pepe Díaz". El, que se había retirado por atender su profesión de Contador Público, solucionó mi drama.

Tuvimos el gusto de contar con su presencia en nuestras últimas reuniones celebratorias por "El Día del Locutor". Cantó y la verdad, con la calidad que dan los años de experiencia. Se ha convertido en un "canta autor" y sus grabaciones suenan en la radio con gran acogida de los amantes del bolero. Es autor de un vals titulado "Trujillanita" y que, él lo lamenta, es motivo de confusión autoral con la marinera "El Trujillanito" de Luis Abanto Morales. En la "Colección Valverde", figuran las letras de muchos de sus valses.

Muy original para poner nombre a sus hijos, todos de origen árabe. Son muchachos que ya son serios profesionales y elevan su orgullo de buen padre al lado de su adorada Rosita. Sigue en el trajinar artístico y hace presentaciones en diversas entidades como Asociaciones y programas radiales. Tenemos de años "Ha", una selección de temas grabados con un trío que nunca salió a la competencia: Gaby Rossi, primera voz y solista; Roberto, segunda voz y guitarra y quien suscribe, al acordeón. Ya debutaremos. Gracias.  

viernes, 4 de junio de 2010

"SESENTA AÑOS DE LOCUTOR Y CINCUENTA DE ARTISTA MUSICAL". ¡GRACIAS 2010!.

Toda una vida en la Locución y la Música.
El 2010, tiene un significado especial para nosotros. Pisamos por primera vez una emisora para que nuestra voz se difundiera por el eter en 1950. Recuerdo con mucha nostalgia que debutamos una mañana en Radio "Miraflores" y recibimos el apoyo de Pedro Roncallo, esa voz maravillosa que nos puso la mano sobre el hombro y auguró un futuro prometedor. Con el mismo libreto, ya en la noche, llegaría la segunda ocasión en Radio Nacional del Perú y tuvimos que subir al escenario para llevarnos el aplauso de su público.

Debutamos a lo grande en nuestra condición de escolares. Hace 60 años que empezamos y todavía tenemos mucho que recorrer. Conservamos la voz, nuestra herramienta principal y seguimos realizando grabaciones de poemas que algún día difundiremos por estos blogs. Oficialmente terminé en Canal 4 TV. en 1995 y seguí en Radio Nacional con mi programa "Musiencuentros" hasta muy cerca del 2000. De alguna forma hemos continuado, de manera esporádica, con grabaciones publicitarias y en algunos programas radiales.

El otro gran significado de este año 2010, tiene que ver con "Carlos Serván y sus Teclas". Luego de estudiar acelerádamente el acordeón con Nino Sorrentino, debutamos en 1960 animando una fiesta con "El Cholo Berrocal". En el 70 empezamos a cobrar. Adquirimos nuestro "Transicord", un acordeón electrónico y su correspondiente amplificador "Farfisa" y con Manuelito Revilla, nuestro primer baterista y Roberto Uceda, guitarra y cantante de exquisita voz, nos lanzamos a esta maravillosa profesión de la música.

¡Doble celebración y puesta en manifiesto en este rincón de la vida!. Una celebración solitaria, pero cargada de emoción que lanzo abierta a mis amigos y a quienes se acuerden de nosotros y que estén inmersos en la cada vez más arrasante comunicación cibernética. ¡60 años de Locutor!. ¡50 años de Artista Musical!. Toda una vida y con el respaldo de mi querida familia. Superando males y con el pensamiento siempre positivo, porque no hay tiempo para perderlo en nimiedades y lo que queda, sea una ofrenda a la comunicación.

Un 29 de Octubre de 2009, ingresamos al mundo de los blogs. Debo confesarles que nos sentimos felices de escribir en calidad de aficionados. Verdaderamente amateur. Por amor al Arte y a nuestro espíritu de convivencia pura y sana. Ahora poco, hemos recibido una invitación a participar con "El Surquillano", a un concurso de nivel mundial que organiza una entidad del Brasil. Esta elección, nos congratula en demasía por que jamás nos imaginamos nos tuvieran en cuenta. ¡Qué importante es el año 2010!. ¡Bendito Sea!.

Desde las emisoras que he nombrado, pasando por Victoria, El Sol, La Crónica, etc., hasta llegar al mundo de la televisión vía Canal 4, Victoria TV., "Telecentro" y Panamericana, sin mayores resonancias pero cumpliendo con eficiencia, insisto en dedicar estos blogs a mis nietos Alejandra y Joaquín, porque esperanzo en ellos mis principios de amor y amistad. Permítanme que sea yo mismo el que diga: ¡Vivan los 60 de labor frente al micrófono! y ¡Vivan los 50 con la música de todos los tiempos!. ¡Gracias Dios Mío por Todo!.

jueves, 3 de junio de 2010

"DON RAÚL SÁENZ". ¡MI BATERISTA DE LUJO Y REY DE LA RESPONSABILIDAD!.

Siempre he dicho que cada artista tiene lo suyo. En el caso del maestro de la percusión Raúl Sáenz, diré que fue el que más se adecuó a mi repertorio. ¿Por qué?. Simplemente por que nos agradó la música antigüa, el repertorio añejo, aquel que me evocaba las fiestas de mi hogar y con orquestas y conjuntos que hacían el baile en base a valses, pasodobles, boleros y guarachas con su correspondiente huayno y marinera. Nacimos hechos a la música, oyendo melodías  italianas, francesas y de los grandes maestros en la radio. He tenido y con gran gusto a "Papi" Cornejo, a Fernando "El Dolton" Bolarte y otros bateristas de nivel especial en mi agrupación orquestal.

Más modernos y de toque diferente. Son mis amigos y los recuuerdo constantemente. Pero, Raúl Sáenz, tenía el estilo de ayer y como mis clientes eran generalmente de la Guardia Vieja, tocar un fox o algún tema del cofre de los recuerdos, era muy sencillo para él, adecuarse al momento. Con decirles que, confiado en su maestría nunca tuvimos un ensayo. Todo su respaldo se basaba en su gran experiencia. Ya era un señor de edad, en relación a los otros. Quienes vieron a Ferrando y su "Trampolín a la Fama", recordarán sin duda a Otto de Rojas como acompañante en el piano o teclado. Lo secundaba en la batería el viejo Raulito Sáenz.

Allí, en Panamericana T.V. nos conocimos. Me dio su teléfono y como esta profesión es generalmente activa los fines de semana, nos sorprendía con algún contrato imprevisto y recurrimos muchas veces a él que jamás ponía objeciones y se entregaba al "chivo" con mucha honestidad. Les cuento que debíamos ofrecer nuestros servicios un sábado a partir de las 11 de la noche. Raúl había viajado a provincias con la "peña Ferrando" y había calculado llegar antes del contrato en mención. Sin embargo,  al arribar al local de la fiesta, nos dimos con la sorpresa de no hallarlo. Nos instalamos e hicimos una llamada a su casa.

Su esposa nos dijo que de todas maneras llegaba y no nos preocupáramos. Dieron las 11 y ya la espectativa de los concurrentes se hacía notar. Tuvimos que empezar sin él. Era un solo de Acordeón Electrónico y "pandeiro". Los bajos de mi instrumento llenaban el gran ambiente. Lucho, frente al micrófono, animaba con su pandereta a todo sonar. Gracias a Dios, nadie notaba la falta del baterista. Era tanto el bullicio y la atención por la fiesta que empezaron a bailar frenéticamente. De pronto, en medio de la algarabía, aparece Raulito Sáenz y ayudado por Lucho, arman su instrumento. Se completó el trío y la jarana se puso buena.

Había llegado agitado, del aeropuerto a la fiesta. Lucía muy cansado. Transcurrieron las 3 primeras horas de cuatro y se me hacía un nudo en la garganta verlo actuar. Notaba que su físico, el viaje y trajín con la "peña", más sus años, hacían su efecto en mi querido amigo. Faltaba sólo una hora para cumplir el contrato y no pensaba hacer ni una sola más. La gente muy alegre movía el "esqueleto" al ritmo, son y canto de Lucho Vivar, cuando, en plena guaracha, un estruendo de tambores y platillos por el suelo, remeció el ambiente. Había caído sobre ellos  vencido por el sueño y el cansancio. Creanme, jamás me sentí tan mal por lo que le sucedió a mi gran baterista.

Gracias a Dios y a mi instrumento maravilloso de gran sonido y a la voluntad y arte de Lucho Vivar, hicimos no sólo la hora faltante, sino también, una hora extra. En esta reseña, queda puesta en evidencia la suprema RESPONSABILIDAD del gran artista que fue "DON RAÚL SÁENZ", connotado baterista de "Roberto Mori y su Orquesta" y tantas otras similares que contaron con su valioso aporte. Fue un lujo contar con su compañía y recuerdo mucho a Esther Granados, a quien secundamos una vez en muchos valses y polcas y al finalizar su actuación nos ponderó diciéndonos que, parecía hubiéramos ensayado toda la vida. Gracias.


miércoles, 26 de mayo de 2010

¡BIENVENIDOS A "REMEMBRANZAS" CON "CARLOS SERVÁN Y SUS TECLAS"!.

Carlos y su Acordeón
Este blog es un aparte para compartir nuestros gustos musicales y recuerdos. Desde 1970, año muy especial para nosotros, venimos amenizando toda clase de celebraciones de gran significado para quienes han requerido los servicios de Carlos Serván. Por ejemplo, un cumpleaños, el más común de todos. Y continúan los festejos tradicionales de un Matrimonio. Los Aniversarios. Las Bodas de Plata y Oro. Hay toda una rutina que Uds. conocen a la perfección, aquí en nuestra querida Lima.

Queremos reiniciar contacto con todos nuestros amables clientes. No necesariamente para un contrato. Nos agradaría saber de fotos, videos y filmaciones de tiempos pasados. Deseamos completar nuestro album  con esos recuerdos y que son testimonio de toda una actividad artística bastante prolongada. Por otro lado, la satisfacción de saludarles y decirles que seguimos en la brega. "Carlos Serván y sus Teclas", siempre con su repertorio del recuerdo y para gente como Usted.

Los boleros, aquellos del Cofre de los Recuerdos. Tangos, los mejores e inolvidables. Las notas melodiosas de "Ramona", "Balalayka", "Isla de Capri" y cientos de temas con el sonido y modernidad de los Teclados. Música peruana y especialmente el repertorio criollo: "Rosa Elvira", "Idolatría" y "Todos Vuelven" por citar tres valses. Polcas alegres como "Callao", "La Huacachina" y "Rocío Matinal", con toda su gracia y salero. Y no falta el huayno tradicional o la Marinera de Fin de Fiesta.

Esto es parte de nuestro "viejo" repertorio pero que nunca pasa de moda para quienes amamos la musica. Un mensaje especial para la colonia italiana, a la que siempre atendemos con los tradicionales "O Sole Mío", Torna Sorrento", "Santa Lucia Luntana", etc. y si de pasodobles se trata, allí están hechando fuego: "El Beso", "La Morena de mi Copla", "Currito de la Cruz"  y en ritmos bailables, "El Toro y la Luna" y "Un borriquito como tú", con todo el salero de la rumba española.

Seguiremos charlando sobre música y recuerdos y ubiquen nuestro correo electrónico para sus gentiles consultas. Hay mucho que comentar al margen de nuestras actividades musicales. Ingrese con un comentario y háblenos de música. Pronto incluiremos canciones por "Carlos Serván y sus Teclas" y así disfrutaremos de melodías y recuerdos. Pídanos alguna letra de su canción favorita y les contestaremos con mucho agrado. ¡Bienvenidos amigas y amigos al blog de "REMEMBRANZAS". Gracias.