jueves, 17 de junio de 2010

LAS FIESTAS EN "EL CIRCOLO SPORTIVO ITALIANO". ¡INOLVIDABLES!

¡Muy buenas reuniones!
Permítanme rememorar trascendentales reuniones en este afamado club deportivo. Su famosos loca social, nos dio ocasión de apoyar con nuestro conjunto musical una recepción a los tripulantes de dos naves de la Marina Italiana que hicieron una breve estada en Lima. Esto sucedería por la década del 70 y congregó una gran cantidad de socios que estuvieron presentes para saludar a estos marinos. Hubo representaciones del arte andino y muy especialmente de un grupo afroperano.

La labor de Carlos Serván desde un principio, era ir amenizando musicalmente el ambiente. Tratándose de una confraternidad de viejos y jóvenes socios, nos dedicamos a interpretar lo fuerte nuestro, es decir, el repertorio nétamente italiano. Muchos años dedicados a realizar programas en la radio, tal el caso de "Ecos Musicales de Italia" en el cual presentábamos los sucesos discográficos de ayer y hoy. Siempre tuvimos una predilección por las canciones napolitanas y todo lo tradicional.

Recuerdo con gran nostalgia a Piero Solari, un infaltable concurrente a todas estas actividades y que, notada nuestra presencia, se convertía en nuestro cantante estrella. Todos recordarán que este notable cantante, era un versado cancionero. Empezamos con un desfile de marchas como: Funiculí, Funiculá, Marechiare, Dove sta Zaza y otras famosas tarantellas que fueron la delicia del público. Por supuesto no faltó el famoso Volare y Ciao Ciao Bambina; Luna Rossa, Picolissima Serenata y muchas más.

El Circolo Sportivo Italiano
Nos cupo un honor inmenso el acompañar a oficiales marinos que, dotados de talento artístico y gran voz, nos solicitaron este inmenso placer. Cómo olvidar esa sentimental canción "Regginella", un tema romántico  que cobró vida en la interpretación de un marino nostálgico y emocionado. Fue toda una belleza de canto.  Nuestro amigo Fontanella, directivo del Circolo, no dejaba de felicitarnos por la labor de un peruano que hizo disfrutar a sus socios, de lo mejor e inolvidable de su música.

Vendría la actuación de nuestra excelente embajada andina que sorprendió grátamente a los concurrentes. Todos vestidos típicamente con esos colores de tejidos tan vistosos. Las danzas y su agrupación musical, se confundieron en ecos de nuestras cordilleras, arrancando los aplausos de los concurrentes. Seguídamente, la costa se hizo presente y con una alegre comparsa de bailarines afroperuanos. Ya conocemos la calidad de estos artistas, que se metieron al público en los bolsillos entre vivas y aplausos.

Estas evocaciones nos llenan de orgullo. Tanto en el Circolo Sportivo Italiano, en la Embajada de ese gran país y en muchas residencias de queridos clientes amigos de Italia, demostramos nuestro arte y siempre presentando los valses, polcas y tradicionales temas del repertorio nacional. La música tropical, era parte de la alegría contagiante de CARLOS SERVÁN y han sido muchos los años de nuestra vida de acordeonista o tecladista, amenizando reuniones sociales. Linda esta evocación. Gracias.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario