sábado, 15 de octubre de 2011

EVOCANDO A CHARLIE THOMSON ALCÁNTARA, EJECUTIVO DE VENTAS DE AMÉRICA TELEVISIÓN. PRIMERA Y DORADA ÉPOCA.

A la memoria del inolvidable
Charlie Thomson
Visitando Facebook me encontré con una grata sorpresa y un pedido que no me lo pude haber imaginado. Me escribía Charlie Thomson hijo y me pedía le hablara de su papá. Fue una leyenda de América Televisión Canal 4 y un Ejecutivo de Ventas maravilloso. Nació para establecer relaciones de vinculación entre las casas principales del comercio, empresas de negocios y firmas notables que requerían del servicio publicitario de América. Brazo derecho de Don Antonio Umbert  y perteneciente a esa era dorada del Canal 4 de Lima.

Me limitaré a recordar a Charlie como amigo. Excelente. De una extraordinaria cordialidad y muy sociable. Un hombre nacido para vender. Servicial y mano generosa. Su hermano Juán, a quien conocí en RRPP del canal, con las mismas cualidades de Charlie, ayudaba en lo que su cargo con Pepe Delgado y Javier Tulio Cano podían ser útiles. Las épocas de campañas publicitarias, como los Mundiales de Fútbol, lo ponía en acción y gracias al equipo que dirigía se aseguraba el éxito de las mismas. ¡Había que ver cómo funcionaba!

Existía en la Av. Larco de Miraflores un restaurante "Caminito" y me contrató para ponerle voz y texto al aviso que iba a servirle de promoción. Estuvimos en su oficina y me proporcionó todo lo necesario para hacer el cometido. Funcionamos a su ritmo y una vez producido el "jingle" saltó de alegría y terminamos cenando en la Costa Verde y, por supuesto, adornada la mesa con dos vasos "wisqueros" a la roca. Todo el mundo saludaba a Charlie y caminar por esos lares era como estar en su lugar de recreo y amistad.

Charlie brinda entre Alfonso
del Carpio y Víctor Dongo.
Muy popular y querido en el Canal, era el padrino favorito de los que organizaban campeonatos de fulbito. Se celebraba un aniversario de América y era el encargado de conseguir todo lo necesario para el agasajo. Una vez me contrató con mi agrupación musical para amenizar una reunión en la casa de campo del famoso Carlos Enrique Melgar, abogado y político. Lo pasamos muy bien y siempre Charlie era el motor para que la fiesta saliera a pedir de boca. Cumplía con los pagos sin objeciones y feliz.

En otra oportunidad y deseando servir a una pareja de novios, les obsequió la orquesta y además la terraza de su casa, la que adornó como era debido y en la que no faltó nada para el agasajo a los concurrentes. Esa noche concluyó con un pequeño grupo y en la que se contaba con la viuda de Ciro Alegría y Cecilia su hija. Otras personas ligadas a ellos completaban el cuadro. Música de fondo que se extendió por varias horas más, hasta que las luces del nuevo día nos sorprendían a todos. Había Charlie Thomson Alcántara para rato.

Conservo hasta ahora un buzo deportivo que me obsequió, al margen del pago correspondiente. Muy alegre y divertido y siempre dispuesto a completar los viernes con mesas bien despachadas y el correspondiente rocío de elixires espirituosos. En otras palabras: "Trago y del bueno". La foto que acompaña esta reseña lo muestra muy amigo y no estoy en ella porque fui quién disparó el flash. Están mis colegas Alfonso Del Carpio y Víctor Dongo Casalino, este último guitarra en mano para cantar "Muñeca Rota". Espero haber complacido a Charlie Thomson Jr. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario