miércoles, 16 de febrero de 2011

EL INGENIERO: LUIS FREUND DE RADIO "SELECTA" DE LIMA.

En la Planta Transmisora
Para los locutores de mi época, no es extraño el recuerdo ni la figura del Ing. Luis Freund. Fungía de Gerente Administrador de la recordada emisora "Radio Selecta de Lima", dedicada íntegramente a la música clásica y a programas de índole cultural. Pertenecía a la "Cadena de radioemisoras del Perú" que poseía José Eduardo Cavero Andrade. En Lima eran la nombrada, más Radio Callao y su principal Radio Victoria. No recuerdo los nombres de las múltiples y más importantes del territorio nacional que la conformaban. Llegué a "Selecta" por el año 1958. Había tenido mi altercado con Juán Ramírez Lazo y decidí renunciar a  Radio Victoria. 

Don José Eduardo, que no despedía así no más a sus locutores, creyó conveniente un tiempo después, la idea de recuperarme. El encargado de comunicármelo fue el Ing. Luis Freund, por su apellido, tipo y raza,  descendiente de alemanes. Muy criollo, pausado en su conversación, mucho mayor en edad que nosotros y algo que debo destacar: nos llamaba a su oficina, a modo de charlar conmigo. La importancia del Ing. Freund, radicaba en sus conocimientos electrónicos y era el encargado de vigilar a nivel nacional, el mantenimiento ténico de las radioemisoras de Cavero. 

De estatura alta, delgado y lento en sus movimientos. Arrastraba las palabras y era frecuente oírlo llamar en voz alta a su sobrino Guillermo Freund Santillana, joven y aficionado a hurgar en nuestra cabina, los secretos de la locución. Exagerando algo la comparación, solía llamarlo desde su oficina, en largo fraseo, como: "¡WILLYYYYY!!!!!!!". Este "grito" nos daba pie a imitarlo, por supuesto cuando no se encontraba en las oficinas y aprovechábamos en dar rienda suelta a nuestra palomillada reprimida. Gozaban con mucho humor Oswaldo Seminario, el programador, el técnico y todos quienes frecuentaban la cabina en su ausencia. 

El Control Maestro
Debo aclarar que lo malo era que lanzábamos la imitación de su "llamada" con el propio sobrino Willy y que, a pesar de su juventud, lógico, reaccionaba siempre áspero ante esta "tomadura de pelo". ¡Lindo recuerdo!. Cuando llegábamos al turno de locución, ya desde antes de ingresar, suponiendo la ausencia del Ing. Freund, emitíamos sonóramente el famoso "WILYYYYY". Hasta Jorge Peláez Rioja, nuestro vecino en esa azotea del edificio "Fenix" que nos albergaba, gozaba con nuestra imitación. Una tarde, al retornar a la segunda parte del turno asignado, me sorprendió un silencio casi total y, les cuento lo que pasó.

Pensando que el Ing. Freund todavía no regresaba, desde la puerta de ingreso saludé con mi clásico buen humor, imitando su voz. ¡Nadie se reía!. Con este vozarrón que Dios me dio, le dije a Gastón, ¡qué sucedía! Me hacía señas con los ojos y, de pronto, como una fantasmagórica aparición, desde las consolas del viejo control, emergió con el rostro enrojecido por el esfuerzo de estar agachado, nada menos que el Ing. Freund. ¡Se me escarapeló el cuerpo y no sabía donde esconder la cara! Lentamente me dijo: "¿Qué pasa Serván? ¿No sabe que Willy llega recién a las 5 y 30?  ¡Hágame el favor de probar el micrófono!". Allí quedó todo.

Lo bueno de esta reseña, es dar a conocer, en la evocación, a un  personaje importante de la radio peruana. Luis Freund, el famoso ingeniero de las emisoras de Cavero. Fue todo un caballero. En radio "Selecta", tuve la mejor escuela para incrementar mis conocimientos y gusto por la música de los Grandes Maestros. La suerte de ser su amigo, acompañarlo en sus viajes a Miraflores al término de nuestro trabajo y, muchas veces, entre concierto y concierto, tomarnos un frugal desayuno en aquella Colmena de nuestros buenos tiempos. Mi homenaje y respeto al Ing. Luis Freund, ya en la Gloria de Dios. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario