viernes, 28 de enero de 2011

"LOS SERVALLI". ANGELLO Y RICARDO, DOS CIUDADANOS ITALIANOS QUE NOS HICIERON EL HONOR DE AMENIZAR SUS FIESTAS.

Mucha gente se extraña de nuestra poca fama de músicos y el por qué mantuvimos un perfil bajo en esta profesión. La verdad es que hicimos lo mismo en el campo de la locución. Laboramos distrayendo a nuestro público y jamás recurrimos a la publicidad barata a fin de conseguir una fama trascendental. No era básico. El éxito que ganamos está en nuestras neuronas y experiencia. Por eso es que evoco a los Hnos. Servalli. Angello y Ricardo, que nos acogieron de manera estupenda porque tocábamos su música, la bella música italiana.

No podré olvidar jamás sus reuniones en Rinconada Baja, casa de Angello y su querida familia y amigos. La señora Mafalda, peruana que le daba gusto en todo, el día de su cumpleaños. Sus hijos, encantadores jóvenes que entendían la alegría de su progenitor y al compás y ritmo de las tradicionales tarantellas y mazurcas, daban vivas en cada celebración. Les diré. Era un ensueño amenizar dichas fiestas. El "Torna Sorrento", "O Sole Mío" y la "Célebre Mazurca Italiana", eran "platos musicales" predilectos de esta generosa familia.

No faltaba la "pizza".
Igual sucedía en casa de Don Ricardo Servalli. Los paisanos se daban cita y para nosotros era un viaje por Italia estar presentes. La gentileza de la Sra. Ada de Servalli, dama italiana de disfrutaba y cantaba con voz sonora nuestro desfile de tangos famosos como "Chitarra Romana", "Violino Tzigano" y otros de mucha fama. Bailaba encantada el "Ciribiribinn", "Montañas de Italia y todos los valses que hicieron época en el repertorio italiano. Me traslado mentalmente a su hogar y disfruto plenamente con estos recuerdos. Gracias Sra. Ada.

Aclararé que con estos dilectos clientes y todos los que nos dieron el honor de visitar sus hogares, sólo la tarjeta clásica era mi carta de presentación. Los contratos se renovaban por el serio trabajo y aquí radicó nuestro éxito como músicos. No había necesidad de recurrir al periodismo de espectáculos, porque nos avalaban estas actuaciones y el repertorio musical que practicábamos. Música tradicional muy bien seleccionada y un respeto al cliente, para merecerles su confianza. Otras épocas.

Era frecuente reencontrarnos con la familia Servalli en las fiestas del Circolo Sportivo Italiano. Muchas actividades de índole social nos comprometían y eran otros motivos cordiales para alternar con la colonia italiana. Siguen en nuestro recuerdo los Fontanella, los Cordano y los Ruggero, por citar amigos que conquistamos con nuestra música. Cómo no recordar a Dorina y Tino Pagliarini y "Mimma" su adorable mamá y en cuya casa con mi esposa "Gaby Rossi", dábamos rienda suelta a las canciones de la "Bella Italia".

Cómo disfrutaron los Servalli, en el Circolo Sportivo Italiano, la llegada de una Fragata y sus cadetes que en visita a nuestro país, fueron objeto de un gran recibimiento. Nos tocaría acompañar a Piero Solari y a los espontáneos del barco que gozaron de esa grata reunión. Vaya para Angello y Ricardo Servalli y sus lindas familias, este homenaje recordatorio de Carlos Serván "El Hombre del Acordeón". Una remembranza que siento en el alma y ratifica mi gusto especial por aquella bella música. ¡Vivan Italia y el Perú". Gracias.

2 comentarios:

  1. Beautiful! Love the post.
    Delicious! I am happy to be your newest follower!
    Thank you for posting such a useful, impressive and a wicked article./Wow.. looking good!
    Pizza Equipment

    ResponderEliminar