domingo, 22 de abril de 2012

NICOLÁS RODAS. MAL EJEMPLO DE SECRETARIO GENERAL EN CANAL 4 TV. UNA BURLA DE AYUDA. TRISTE REMEMBRANZA.

Nicolás Rodas
Este es un recuerdo imborrable de lo más ingrato. Siempre nos hemos distinguido por nuestro espíritu solidario para con los compañeros de trabajo. Siendo todavía un adolescente y laboraba  durante mis vacaciones escolares en el Arsenal Central de Aeronáutica, ocupaba el lugar de "encargado" de la sección imprenta y sin la menor noción de lo que significaba un acto de protesta, conduje a mis compañeros a una huelga de brazos caídos y dejamos sin sobres de pago a todo el personal de esa entidad.  Por supuesto que resultamos todos en la calle y me salvó la minoría de edad para no ir a prisión. El motivo: Exigir pago de horas extras por sobre tiempos que no se nos quería otorgar.

En anterior reseña sobre Victoria Televisión y el paro sindical que ocasionó su final, expongo que jamás caímos a la tentación de beneficiarnos con ofertas a costa de los compañeros de trabajo. Terminamos en la calle, completamente abandonados y luchando por que se nos reconociera los beneficios laborales. Todo el mundo cobró. No se nos despidió y la nueva empresa no quería saber nada con nosotros. Fue una dura experiencia, porque después nos despidieron sin derecho a nada. Nos quisieron dar una lección y la supimos afrontar como una "misión imposible". Todo por ser leales y honrados.

Con Diana García de Palacios.
En 1970 ingresamos a América Televisión Canal 4 a través de los programas de Kiko Ledgard y nuestra fama sindical había llegado a sus trabajadores y nos invitaron a integrar una directiva de su flamante sindicato. De nada valieron las anteriores malas experiencias para rechazar la oferta. Encontramos en Canal 4 de Lima, una nueva vivienda de trabajo. Ahora, en el famoso canal, no nos costaba nada haber hecho caso omiso a los sindicalistas. Siempre pensando en la honestidad y seriedad de esos cargos, asumimos una secretaría y estuvimos inmersos en muchas ocasiones de protesta y solución a los pliegos de reclamos salariales.

También pudimos comprobar una triste realidad. Dirigentes que ingresaban al sindicato en busca de logros personales y muchas veces beneficiados con automóviles y otras prebendas que se les daba con el fin de pactar a favor de los intereses de la empresa. Esta costumbre siempre fue rechazada por nosotros. Critiqué a esos malos dirigentes y obtuve como premio mi pase despedida a TELECENTRO y donde no se nos quiso reconocer como locutores. Se nos ofreció trabajos de Estadística y fuimos el único que no aceptó tamaña felonía. Hasta que acabó el gobierno militar y volvimos a Canal 4.

Dirigentes con el Gerente General que posa su
mano sobre el hombro del Secretario Rodas.
Allí, además de locutor, cumplíamos la labor gratuita de redactor los textos de promociones. Llegó un nuevo jefe y preguntó quién los hacía. Me presenté ante él y le dije que colaboraba con el asistente de grabaciones. Había un recomendado para el puesto y dijo que no le interesaba porque podría escribir bonito, pero no era publicista. Le agradaba lo mío. Ante esa oportunidad, acepté ganar un extra, pero no menos de lo que se le ofrecía al competidor y lo logramos. Esto ocasionó molestias entre mis colegas. Como Presidente de la Comunidad rechacé una cantidad de dólares que se nos ofrecía por nuestras firmas, a cambio de que ese dinero fuera para todos los trabajadores. Logramos 50 dólares por ayuda de escolaridad a nivel nacional a cada trabajador, cifra única que también cobramos nosotros. El sindicato en su pliego había logrado TRES SOLES.

¿Fabuloso, no? Por cosas del destino, mis padres fallecieron uno detrás de otro en un mes. El Sindicato y su Secretario General NICOLAS RODAS, nos otorgó una ayuda de "14 soles" aduciendo que ese era el monto que nos correspondía, debido al cambio del Sol que se devaluó en el gobierno de Fujimori. ¿Por qué aprobó su directiva sindical tamaña felonía? ¿Se podría considerar eso una ayuda? ¿No había sesos ni humanidad entre sus miembros? Es que pensaban que nosotros, como Presidente de la Comunidad, teníamos prebendas? No aceptamos aquella burla miserable de NICOLÁS RODAS y su directiva. Fue algo vergonzoso. Queda esta ingrata remembranza como huella de un miserable acto que no debiera repetirse jamás. Gracias.

EL PARO DE LOS TRABAJADORES DEL CANAL 2 DE "VICTORIA TELEVISIÓN". NO FUE POR PLIEGO DE RECLAMOS. "EDUARDITO".

El viejo micrófono RCA y
el juvenil José Carlos.
Quizá parezca un absurdo, pero se debió a un asunto casi doméstico. Que me perdone "Eduardito" Cavero Dubois, en aquel tiempo, un adolescente que gozaba de todo el consentimiento de su padre y aún no se había puesto los pantalones largos. Lo conocí todavía un niño cuando ingresé a Radio Victoria y no teníamos por nuestra juventud la Libreta Electoral. Frisábamos los 19 de edad. Pese a que no tuvimos jamás el carácter de soportar sus travesuras, gozábamos de la simpatía del muchachito que nos hacía cómplices de sus travesuras. Testigos de lo que reseño, Samuel Soto Marius, el operador, y "el cholo" Clemente Hidalgo, el técnico. 

Menciono a esos recordados amigos, porque estábamos en la misma onda. Muy jóvenes y con rezagos de palomillas de barrio. Los veteranos Alberto Arenas y José Lázaro Tello, mis maestros locutores, me hacían pensar en serio. ¿Recordará "eduardito" aquel disparador de duras bolas con el que solía hacer tiro al blanco con los trabajadores? Imagínense al locutor en plena lectura del aviso comercial y su reacción dolorosa ante un duro golpe recibido? De allí que le apodaron "Niño Dios", porque "nadie lo podía ver" y este otro, "Puente Roto", porque "nadie lo pasaba". Es que este niño era tremendo y nos hacía su cómplice.

Cavero y Nixon
Bien. Volvamos al Canal 2 de la Av. Tacna. Era el canal de los grandes espectáculos y con figuras de gran relieve como María Félix, Tin Tán y su carnal Marcelo, Enrique Guzmán y otras estrellas del cine mexicano. También Sergio Murillo, la Orquesta Los Chavales de España, Bill Halley y sus Cometas, Luis Aguilé y una estrella norteamericana que debutaba el el Show de Shows: Neil Sedaka. Era Victoria Televisión, un canal nuevo y que valientemente salía a la competencia con todo el empuje de su propietario Don José Eduardo Cavero Andrade. Todo un reto que supo cumplir durante este intento maravilloso.

Aquel edificio empezó a vislumbrarse en 1957.Por esos tiempos, el Sr. Cavero nos reunía a la gente de la radio y nos prometía llevarnos a su proyectada nueva casa. Además, sede de lo que sería su canal de TV., su más grande proyecto. En efecto, tuvimos la suerte de ser convocados por él. Atrás habían quedado los malos recuerdos de nuestra renuncia, ocasionada por un mal colega, pero que en nada afectó nuestra relación con el "broadcaster". Conocería allí a Rafael Quiroga Delgado, ya triunfante Director de televisión y que tenía como animador sorpresa a "Rulito" Luis Ángel Pinasco, todavía con nada de experiencia en el mundo televisivo.

Gente de "Victoria": El Ing.
Gálvez, Juán Ramírez L., José
Edo. Cavero, Ana Mendoza
y Alberto Arenas.
En medio de esta reseña, surge ahora el juvenil "eduardito". Volvía a hacer de las suyas y creo que aquí le ganó su amor de padre a Don José Eduardo Cavero. Sus palomilladas eran extremas. Por ese tiempo nacía el sindicato y que, de manera secreta, había logrado constituirse. Sin ninguna duda con fines reivindicativos y al que, luego de estudiarnos por parte de sus gestores, se nos convocó para ocupar nada menos que el puesto de Secretario de Defensa. Aceptamos por solidaridad, pese a que le debíamos al dueño el estar laborando en su empresa. Primer caso a resolver: los problemas que ocasionaba "eduardito".

No aceptó el Sr. Cavero y en asamblea general el sindicato acordó un "paro". Fui el encargado de hacerle conocer esta decisión y no midiendo las consecuencias de su respuesta, nos dijo que eran sólo palomilladas de un muchacho. Le advertí respetuosamente que había la amenaza de un paro y no nos tomó en cuenta. Lo cierto es que se realizó justo en el debut de "Neil Sedaka". Todos acataron y tuve, con un grupo de amigos, una entrevista extrema en el automóvil de Don José Eduardo. No dio su brazo a torcer, hecho que lamenté profundamente y que significó el cierre del Canal 2 de Victoria Televisión, definitivamente. Una anécdota dolorosa de nuestra vida.

COMENTARIO. Creemos que la actitud tomada por Don José Eduardo Cavero Andrade, fue en cierto modo, una decisión que aprovechó "el paro" para abandonar tamaña empresa, muy difícil ante los millonarios compromisos económicos de mantenerla. Por lo tanto la anécdota con "eduardito" fue sólo eso. Hoy mantenemos con José Eduardo Cavero Dubois, una excelente correspondencia por estos medios y su afirmación de que su padre tuvo hacia nosotros un gran concepto. Gracias.  

jueves, 12 de abril de 2012

RICARDITO FLORES. SIEMPRE RECORDADO COMO "CALAVERITA CARIÑOSA". TRABAJÓ EN RADIO AMÉRICA COMO ACTOR Y LOCUTOR.

"Calaverita Cariñosa".

Gracias a las conversaciones que mantenemos con Eduardo Navarro Carrión, el famoso y recordado por nosotros como "El Reporter Esso", hoy viene a nuestra memoria un personaje muy especial y querido. Se trata de "Ricardito" Flores. Disculpen el diminutivo. En nuestra Lima se trata de esa forma  a los seres por los que sentimos un aprecio fraterno. Un amigo de toda la vida y con un carácter muy  singular y controvertido. Lo conocimos desde que laboraba en Radio América en el Jr. Ocoña.

Ni se pensaba en la televisión. Los años 50 del anterior siglo. De buena voz, pinta de galán y muchos lo veían muy parecido a Douglas Fairbanks, el famoso actor del cine de Hollywood. Como casi todos los locutores de esa época, también incursionaba en el radioteatro.  Muy hablador y sumamente halagüeño con todos. Bohemio y de los notables. Con salidas hilarantes y ocurrente sobre todo para las huidas cuando no había forma de saldar las cuentas abiertas. Todo un simpático profesional.

Lo gocé una noche que salimos de Radio Central y anclamos en la famosa boite Embassy en la Plaza San Martín. Además de gozar del espectáculo con buenos artistas y bellas bailarinas, "Ricardito" solía hacer brindis por la amistad y pidió en esa ocasión "Champgne Francés".  Cuando el mozo nos trajo la cuenta y se advirtió que se debía una botella, le aclaró al mozo que él jamás pidió tal vino. Con notable desparpajo aludió que había solicitado "Pan Francés". Todos reímos con su ocurrencia.

Parte superior: el primero de la izquierda es Ricardito 
Flores. Abajo la dama de lentes es Alicia Lizárraga y yo. 
Taller de Locución en nuestro período Presidente ALP..
No se quién lo bautizó con el apelativo de "Calaverita Cariñosa" y que fue muy bien aplicado en el caso de este amigo que nos envuelve en esta remembranza. En esa etapa de juventud que no dura, siempre se mostró alegre. Una sonrisa y un "floro" impresionantes. Muy carismático y divertido. Caía bien en todas lasa mesas y estuvo vinculado mucho con Pepe Arguelles y Roberto Vargas, dos personajes cuyas voces me son inolvidables. Este trío era de temer y jamás dio su brazo a torcer.

Ricardo Flores, era de poco durar en los turnos que conseguía en las radios. Fue su personalidad y su carácter algo movido, los que lo impedían. En Radio América, la hermana mayor de Canal 4, tuvo sus mejores faenas. También encontró ubicación ya en años mayores como Productor en los programas de televisión. Quizá los años lo hicieron reflexionar, pero hubo siempre un algo que le impedía lograr sus nuevas aspiraciones. No las aprovechó y su talento creativo se perdió en el Jr. de la Unión.

Se dedicó a pintar rostros y dibujos en el centro de Lima. Su atelier y su chispa de caballero elegante le conseguía personas que posaban para él. Lo gratificaban porque los dibujaba "bellos". Secreto que sólo yo sabía y me consolaba viéndolo en su faceta final. La última vez que lo vimos, fue cuando acudió a un Taller de Locución que dimos en el Hotel Riviera y pidió un cupo para su hija. La única foto que logramos nos acompaña en esta reseña de Ricardito Flóres, el siempre recordado "Calaverita cariñosa" que estará dibujando a los ángeles, más bellos de lo que son. Gracias.