viernes, 26 de agosto de 2011

VEINTICINCO AÑOS EN AMÉRICA TELEVISIÓN. TODA UNA VIDA Y MUCHOS RECUERDOS. CARLOS SERVÁN.

Buenos recuerdos con Pablo
de Madalengoitia.
Habíamos llegado al Canal 4, reemplazando a Antonio Llerana Marotti en los programas de Kiko Ledgard. Fue a finales de 1969 y Antonio debía viajar para "México 70". Rápidamente fuimos acogidos por Kiko y recuerdo a Humberto Polar que coordinaba el programa como parte del equipo productor y que dirigía Alberto Sánchez Aiscorbe, el actual alcalde de la Victoria. Me agradaba Miguelito Mejía, coordinador del Canal que me puso en autos de nuestras intervenciones y me trataba de "campeón". Un saludo para tan popular personaje de aquellos años.

Al poco tiempo y ya cerca a Marzo del 70, Luis Ángel Pinasco nos recomendó a Roberto Cruzado, Gerente General y me puso en manos del Jefe de Personal Augusto Cáceres que, pese a lo recomendado, cumplió con su evaluación de rigor y finalmente me aprobó. Ingresaba a las planillas un 3 de Marzo de ese año y me convertiría en el titular de Promociones, la voz de los principales programas, los de Pablo de Madalengoitia y Kiko Ledgatd. Cubría el turno de 5 a 9 de la noche de lunes a sábado y reemplazando a Osmán Hernández 

Una reunión con Luis Ángel
Pinasco y Roberto Salinas.
Encontré un ambiente de camaradería y rápidamente me confundí entre aquellos nuevos colegas. A las 9 de la noche, me sacaba Víctor Dongo Casalino, la puntualidad en dos piernas. Lo diré sin mal ánimo, los sábados me reemplazaba Jaime Pizarro Arquíñigo de Huaral, todo lo contrario de Dongo. Eso no fue óbice para al poco tiempo, convertirnos en grandes amigos. Además de locutor, era cantante y gracias a él, animé con mi conjunto muchas celebraciones de su entorno, con gran beneplácito de ambos. Buen cantor de tangos.

Hubo una interrupción durante el Gobierno Militar de Velasco Alvarado y se nos envió a "Telecentro". Había pecado de sindicalizarme y pese a la mala experiencia que tuve en Victoria Televisión, reincidí aceptando el cargo de Secretario de Defensa. Un pequeño incidente con mi amigo Jorge Ferreyros Seguín, Comandante que representaba al Gobierno, hizo más rápido este trámite. Se nos quiso cambiar de profesión y fui el único que no lo aceptó. Sin embargo, logré resarcirme y ayudar a mis hermanos locutores. Es otra historia.

Aquí con mis amigos César
Nieri  y Mauricio Arbulú,
ambos fallecidos.
Durante "Telecentro", seguimos de locutores de los programas de Pablo y Kiko. Alternamos con Amanda Barral, Diana García de Palacios, Ada Vigo y una coleguita de Arequipa apellidada Romaní. También fuimos locutor de "Cincomanía" y "El Diccionario Parlante" con Humberto Martínez Morosini. Recuerdo feliz es el de haber animado este programa, ya en sus postrimerías gracias a Bianca Casagrande. Poco tiempo después, el Gobierno Militar devolvería los canales a sus correspondientes dueños. Volvimos a América TV.

Nos esperaba nuestro trabajo de promociones y all`, Nel Dyer, la Jefa de turno, nos nombró redactor oficial. Invité y logré que Jaime Pizarro, locutor volante y de Radio América, se integrara al equipo. También llegaron Manny Rey, Liliana Burga y Diana García. En aquella nueva etapa y siempre en la misma cabina con Dongo y Pizarro, ante injustas actitudes hacia nosotros, terminó nuestro ciclo a los 25 años, un 3 de Marzo de 1995. Renunciamos y luego de finalizar "Musiencuentros" en Radio Nacional del Perú, nos jubilamos. Seguiremos con estas "Remembranzas". Gracias.

jueves, 4 de agosto de 2011

JARANA EN CASA DE JOSÉ MENDOZA, PADRE DE ANA MENDOZA, MI INOLVIDABLE AMIGA EN RADIO VICTORIA. 1957.

Ana Mendoza Corzo
Fue un fin de semana, cuando todavía no existía el "sábado chico", y se trataba de celebrar el cumpleaños de Don José Mendoza en el Callao, cuna y sitio de sus mejores hazañas. Fue padre de Anita Mendoza Corzo, gran actriz peruana y que me contaba en sus radioteatros como narrador. Ya dominábamos el acordeón y Ana deseaba le hiciéramos oír "Rosa Elvira" y otros valses inmortales. El tono era en la noche de aquel fin de semana, viernes con hora de entrada y sin tarjetas para salir. ¡De rompe y raje!

Clemente Hidalgo, técnico de la radio y Ana Maria Álvarez, querida magistral locutora, estaban invitados, Nos transportarían en su flamante automóvil y convinimos en vernos a las 7 de la noche en la radio como punto de partida. Ese carro llevaba una carga de lujo. Las dos guapas compañeras de trabajo, 90% del lujo y el joven locutor que hoy reseña sus recuerdos más el conductor, el querido y recordado "cholo" Clemente. Fue cuestión de 30 minutos lo que duró salvar el recorrido hasta la chalaca provincia constitucional.

Luis Abanto Morales y su
locutor de aquellos tiempos
Gran llegada y las acogedoras puertas de la casa de Don José, se abrieron para recibirnos. El saludo, los abrazos y a acomodarse para empezar. Un brindis y justo suena el timbre anunciando la llegada de Luis Abanto Morales y su guitarrista Alberto Luque. Un delicioso vino "quita calzón" servía para decir ¡salud! Calor hogareño y sabor criollo en tono de fa, servían de escenario para que la fiesta empezara. Un timbre más y llegaban José Dávalos y el animador de las multitudes José Lázaro Tello.

La familia radial estaba presente y Don José Mendoza no cabía en su pellejo de puro contento. Sazonados por el vino, nos arrancamos con "Rosa Elvira" en un solo de acordeón. Fue una sorpresa para los artistas el vernos dominar nuestro instrumentos. Aplausos y más "salutis" y pidió la palabra José Dávalos. Tono más la guitarra de Luque y la propia de José, dieron marco, a pedido del dueño del santo, para cantar "Al pie del Misti", su gran éxito del disco. Cantó lo mejor de su repertorio y nos dimos el primer lujo de acompañarle.

José Dávalos y
nuestra Jesús Vásquez
Turno para Luis Abanto Morales y allí nos adaptamos al estilo del "cholo". A pedido de Anita, cantó la polca de Morales San Martín "Jálame la Pitita! y que todo el mundo cantó el estribillo famoso. Otros temas más y un remate con "El Rancho de la Cambicha", su gran éxito y alegría total. Esto sucedió hace 54 años atrás y Abanto, José Dávalos, el "cholo Clemente" y quien escribe estas reseñas, estamos todavía en esta tierra del Señor. Una remembranza que me da gusto compartir con ustedes mis amigos.

Vimos salir el Sol en el horizonte marino del Callao, dejamos a Don José Mendoza más feliz que ninguno y cada cual retornó como llegó. Olvidaba decir que José Lázaro Tello, condujo la presentación de los artistas muy a su estilo y con esa chispa criolla y aquel "guapeo" sabroso para cada tema. No hubo necesidad del toca discos y todo aquello quedó grabado en nuestra memoria para siempre, tal como subsisten Ana María Álvarez, Anita Mendoza, Don José, Alberto Luque y quienes viajaron al más allá. Gracias.