sábado, 16 de abril de 2011

MI AMIGO CARLOS MANSILLA EN "RADIO CENTRAL". AÑO 1968. ¡QUÉ RECUERDOS!

Dr. Carlos Mansilla Gardella
Va la evocación a un gran amigo que hicimos en nuestra cotidiana labor de locutor por 1968 en Radio Central, de la calle Belén. Me refiero a Carlos Mansilla Gardella, campechano, con algunos años menos del que escribe y que nos visitaba con Eduardo "Lalo" Regalado, bombero con  habilidades de mago, muy excéntrico y dueño de hacer malabares. "Lalo" tomaba una silla y elevándola del suelo a la altura de sus hombros, colocaba una de sus patas en su mandíbula inferior. Empezaba el equilibrio y era todo un espectáculo cuando la hacía girar suavemente. Ambos pertenecían a la Cía. de Bomberos "Roma", la del Congreso.

Cía. de Bomberos "Roma".
Las horas nocturnas son muchas veces tediosas en la labor del locutor. Esas noches de Central, cuando el frío del invierno calaba los huesos, estos generosos bomberos nos transmitían sus energías y calor de amistad, que nos olvidábamos de todo. Carlos, el más alegre y vivaracho de los dos, cursaba estudios de Derecho, si no me equivoco, en San Marcos. Era tremendo y siempre con el chiste a flor de labios. Le agradaba la locución y al margen de sus estudios, quería ponerse frente al micrófono. Hizo sus pinitos con nosotros y nos demostró que tenía buenas condiciones.

Gran Magistrado.
Recuerdo que habíamos creado el "Club de Leonardo Favio", muy popular por esos años y nos venían con sus pedidos de "Fuiste mía un verano", !Quiro aprender de memoria", "Ella ya me olvidó", "O quizá simplemente le regales una rosa" y otros títulos que se nos han ido de la memoria. Ambos solteros y muy solidarios. ¡Cómo olvidarlos! Dejamos radio Central y cada vez que veíamos a un ilusionista, llegaba como por arte de magia la figura de Eduardo Regalado Vercelli, el popular "Lalo". Su magia con los "pasadores", haciendo desaparecer nudos o extrayendo bolitas y hasta hojas de afeitar de las orejas, nos dejaban mudos ¡Un señor mago!

El tiempo pasó vertiginoso y por los años 70 u 80 del siglo pasado, Carlos Mansilla probaba micrófonos en Radio América y nosotros ya laborábamos en Canal 4 de televisión. Su colega Ramiro Arriarán, destacado hombre de leyes y también locutor, lo había invitado al mundo de la radio y Carlitos, ni corto ni perezoso, aceptaba el reto. En uno de los pasillos nos reencontramos y recordamos brevemente aquellos sus años felices de bomberos con Regalado y que nos visitaban en radio "Central" la Emisora más Popular.

Consejo Nacional de la Magistratura
Quién se iba a imaginar que aquel alegre y arriesgado miembro de la Compañía de Bomberos "Roma", frente al Congreso, cumpliría 45 años de servicio y ha sido condecorado como "Bombero Emérito del Perú" y por "Servicios Distinguidos". No podía ser de otra manera y bastó aquel corto tiempo en Radio "Central" para conocerlo a fondo. Como Fiscal en lo Penal, ha ejercido el cargo durante 20 años y ha integrado nada menos que  el Consejo Nacional de la Magistratura. Toda una personalidad.

Un señor Fiscal y gran Amigo
 Fue una sorpresa que nos hallara por medio de mis blogs. Un escrito suyo nos hizo emocionar y una buena tarde nos vimos en un "huarique" gastronómico de su inventario. En menos de dos horas, nos confundimos en los recuerdos de antaño. Él es el Dr. Carlos Mansilla Gardella. Hombre probo y decente. Con una familia honorable y una esposa a la que dedica todo su amor y cariño. Hijos que siguen su línea y amigo de ayer, hoy y siempre que conserva su sencillez de manera admirable. Para él, con toda mi emoción y respeto, este mi  modesto homenaje en "Remembranzas". Gracias.